La Foradada, Cantonigròs

En esta ocasión nos vamos a conocer un bonito rincón de la comarca de Osona. Cerca de Vic, en la población de Cantonigròs, podemos disfrutar de “La Foradada”, un lugar sorprendente del que disfrutar con toda la familia.
Este bonito gorg se compone por una caída de agua y una roca con un llamativo agujero que le da nombre.
Puedes ir a la Foradada a pasar el rato o puedes hacer una ruta por la zona como la que hemos hecho nosotros.
mapa
Cómo llegar:
Llegando por la C-153, pasando de largo Vic i l’Esquirol, llegarás a la población de Cantonigròs. Bajando por la Calle Màrius Anglada verás que hay un parking muy cerca del campo de fútbol.

(Ojo, el punto de encuentro para la salida en grupo no es este, ya que el ayuntamiento nos ha pedido que aparquemos en Esquirol y desde allí hagamos la ruta)

Una vez allí:
Nuestro camino comienza tras el campo de futbol, al final de la calle donde hemos aparcado.
Este primer tramo descendiente puede presentar dificultades si vas con niños muy pequeños, ya que el camino es rocoso y puede que necesiten algo de ayuda para bajar.

Riells del Montseny, Camino de Santa Fe

Esta preciosa ruta combina los gorgs, piscinas y cascaditas de la Riera de Riells con un paseo por montanya por el camino de Santa Fe, que te van a encantar.

Cómo llegar:
A través de la carretera GIV-5521, pasado Breda, llegamos a la población de Riells del Montseny. Nuestra ruta comienza en la Abaía de Sant Martí de Riells, frente a la cual hemos aparcado.mapa.jpg

Una vez allí:
Cogeremos el camino de Riells a Santa Fe. Se trata de una pista de tierra que sale justo frente Sant Martí de Riells.
El camino indica que vas dirección “GR-83, Canigó”, pero no vamos a seguir estas señales más que al principio de la ruta:
En la primera bifurcación sigue recto dirección el “Canigó”, pero cuando veas que las señales de esta GR-83 te indican a la derecha, tu sigue recto por la pista de tierra que venias.Pocos metros después de esta última bifurcación ya vas a encontrar la Riera de Riells, donde los perros se van a poder remojar desde el primer momento.
Has de cruzar un pequeño puente y partir de aquí vamos a ir paralelos a la riera.

 

Siguiendo esta riera vas a ver un pequeño puentecito de madera que cruza el rio, vamos a cruzarlo para seguir subiendo riera arriba por el otro lado. Por este camino verás unos castaños centenarios muy bonitos a lado y lado del caminito (según la época del año has de vigilar con las castañas que pueda haber en el suelo).

 

Por este camino vas a ir encontrando bonitos rincones con gorgs, y pequeñas cascadas. Llegará un punto en el que los árboles cierran bastante el camino hasta llegar a una zona con una “pared vertical” rocosa dónde parece que se acaba el camino.

 

A la altura de esta “pared vertical” el camino se complica así que daremos media vuelta hasta que volvamos al puente de madera dónde hemos cruzado el rio.

En esta zona hay un pequeño prado y salen dos caminitos. Puedes ir por uno y volver por el otro, indistintamente. Pero te vamos a explicar una de ellas:

Coge el camino de la izquierda. Verás que es un camino que asciende, pero sin demasiada inclinación (si coges el otro camino para la ida, la inclinación es menor, pero hay varios desvíos y no queremos que te confundas con cual has de coger).
Pasarás tras a una casita abandonada, e irás viendo la riera desde lo lejos. Sigue este camino hasta que te cruces con una pista llamada Camino de Riells a Santa Fe, que has de coger hacía la derecha. Si es época de lluvias, verás que este caminito se cruza por varios riachuelos, también pasarás de largo varios desvíos. Acabarás frente a la casita que antes hemos dejado atrás, y muy cerca verás también ya el pequeño prado que queda junto a la riera. Ahora solo has de deshacer camino hasta el parking.

 

Otros Datos de interés:
Dificultad: Baja. El desnivel acumulado es de unos 200 metros, pero se hacen a lo largo del trayecto, sin zonas empinadas. Tras días de lluvia puede que la zona de la riera tenga charcos en el camino y las rocas estén resbaladizas, pero aun así es asequible.
Durada: Unas 2h30m.
Ciclistas: no hemos visto ninguno, pero no descartamos que por las zonas de camino más amplio puedas cruzarte alguno en días festivos.
Agua: hay agua para remojarse durante casi todo el camino, pero no hay fuentes para beber.
Gente:
solo al final de la ruta nos hemos cruzado con algún vecino, el resto del camino no hemos encontrado a nadie. En época de setas y castañas hay mayor cantidad de senderistas por la zona.
Sombra: la mayor parte del camino hay sombra, pero a la vuelta hay algún tramo donde no hay tanta cobertura de árboles.
IMPORTANTE: recuerda coger repelente de mosquitos, y tener pipeta y collar repelente para tu amigo de cuatro patas al día, ya que esta ruta tiene bastante agua y vegetación, y según la época del año puede que haya bastantes mosquitos.

dibujos

¡Ven con nosotros de excursión
&
Descubre todas nuestras rutas!

Riells del Montseny

Gorgs de Riells del Montseny
Se acerca el buen tiempo y, con él, nuestras ganas de rutas con agua. Hoy os traemos una ruta muy bonita y sin pinos (ideal para esta época), pero con cierta dificultad, ya que a mitad de la ruta hay un tramo en el que hay que subir algunas rocas y el camino aparece y desaparece a lado y lado del rio. No la recomendamos para personas o perros que no tengan cierta habilidad y costumbre de subir zonas con pendientes.
Pero no te preocupes, si esta ruta no se ajusta a tus gustos, te dejamos esta otra opción de ruta “más sencilla” por la misma zona… ¡que te va a encantar!: Riells del Montseny, camino de Santa Fe

Cómo llegar:mapa
A través de la carretera GIV-5521, pasado Breda, llegamos a la población de Riells del Montseny. Nuestra ruta comienza en la Abaía de Sant Martí de Riells, frente a la cual hemos aparcado.

 

Una vez allí:
Cogeremos el camino de Riells a Santa Fe. Se trata de una pista de tierra que sale justo frente Sant Martí de Riells.
El camino indica que vas dirección “GR-83, Canigó”, pero no vamos a seguir estas señales más que al principio de la ruta:
En la primera bifurcación sigue recto dirección el “Canigó”, pero cuando veas que las señales de esta GR-83 te indican a la derecha, tu sigue recto por la pista de tierra que venias.Pocos metros después de esta última bifurcación ya vas a encontrar la Riera de Riells, donde los perros se van a poder remojar desde el primer momento.
Has de cruzar un pequeño puente y partir de aquí vamos a ir paralelos a la riera.

Siguiendo esta riera vas a ver un pequeño puentecito de madera que cruza el rio, vamos a cruzarlo para seguir subiendo riera arriba por el otro lado. Por este camino verás unos castaños centenarios muy bonitos a lado y lado del caminito (según la época del año has de vigilar con las castañas que pueda haber en el suelo).

Por este camino vas a ir encontrando bonitos rincones con gorgs, y pequeñas cascadas. Llegará un punto en el que los árboles cierran bastante el camino hasta llegar a una zona con una “pared vertical” rocosa dónde parece que se acaba el camino.

A la altura de esta “pared vertical” el camino sigue cruzando el rio y subiendo después  por las rocas que hay a este lado del agua.
A partir de aquí el camino aparece y desaparece a lado y lado del rio. Nosotros, al llegar a la zona donde se abre ya el bosquecito y el camino es más claro y sencillo, hemos ascendido hasta la parte superior de este, y después hemos seguido a la derecha.

Volvemos a encontrar la riera, y a seguir paralelos a ella, hasta que hemos encontrado una zona de unión de diferentes riachuelos, con una “cabaña” hecha con palos. En este punto hemos comenzado la vuelta, bajando paralelos a la riera, de nuevo por un caminito que aparece y desaparece a lado y lado del agua.

Cuando llegues al camino de tierra, has de seguirlo. Verás que este se aleja un poco de la riera, ya que está más elevado. En la bifurcación, hemos cogido el camino descendiente de mano derecha para no alargar mucho la ruta (el ascendiente de la izquierda también te lleva al punto de partida pero dando algo más de vuelta).
En este punto hemos visto algún pino, pero ningún nido de procesionaria.

Ya cerca de la riera, el camino sigue a mano derecha o a izquierda. Nosotros vamos a seguir por la derecha, donde hay un pequeño prado donde los perros pueden correr.

Esta zona ya la vas a reconocer porque verás en pequeño puente de madera que nos ha servido para cruzar la riera al inicio de nuestra ruta.

Otros Datos de interés:
Dificultad: Media. La mayor parte de la ruta es sencilla, pero hay un tramo en el que has que “saltar” algunas rocas altas y cruzar el rio varias veces, por eso no lo recomendamos en caso de no tener cierta práctica (ya que los perros pueden tener dificultades para saltar las rocas o cruzar la riera). Si quieres hacer una ruta más sencilla por esta zona, puedes optar por Riells del Montseny camino de Santa Fe.
Durada: Unas 2h30m.
Ciclistas: no hemos visto ninguno, pero no descartamos que por las zonas de camino más amplio puedas cruzarte alguno en días festivos.
Agua: hay agua para remojarse durante casi todo el camino, pero no hay fuentes para beber.
Gente:
solo al final de la ruta nos hemos cruzado con algún vecino, el resto del camino no hemos encontrado a nadie._DSF2754
Sombra: la mayor parte del camino tiene sombra, pero a la vuelta pasarás por algún tramo donde no hay tanta cobertura de árboles.
IMPORTANTE: recuerda coger repelente de mosquitos, y tener al día la pipeta y el collar repelente para tu amigo de cuatro patas, ya que esta ruta tiene bastante agua y vegetación y, según la época del año, puede que haya bastantes mosquitos.

la dificil

¡Ven con nosotros de excursión
&
Descubre todas nuestras rutas!

Fontcalda, Gandesa

A la altura del Santuario de Fontcalda, el Rio Canaleta se estrecha por un cañón de piedras, creando unas piscinas naturales con propiedades medicinales debido a su contenido en sulfato de magnesio, cloruro sódico, cloruro cálcico y carbonato cálcico. Son perfectas para bañarse en casi cualquier época, ya que el agua de estas piscinas medicinales se mantiene a unos 28 grados todo el año. Esta propiedad se la confiere la fuente de agua termal ubicada en el rio, a la cual debe su nombre Fontcalda.

Cómo llegar:
Puedes ir en coche hasta el mismo Balneario de Fontcalda, donde hay varias zonas de parking. Tenemos que llegar hasta Gandesa y, desde allí, seguir las indicaciones recorriendo una pista forestal asfaltada de unos 12 km. El camino es algo estrecho y con curvas, tómatelo con calma.

mapa

Otra opción es ir en ruta por la Via Verda desde Bot (esta ruta no la hemos hecho hoy, pero nos han comentado que son unos 20-25 minutos para llegar, aparcando en la antigua estación de tren de Bot).

Una vez allí: cuando llegues al Balneario, puedes bajar por el lado derecho del edificio y justo enfrente verás el rio. Una vez veas el agua puedes ir a mano derecha o a mano izquierda: si es temprano es posible que estéis solos o casi solos, de modo que puedes comenzar por ir a la derecha. Esta zona suele comenzar a llenarse hacia media mañana, de familias que van a comer y bañarse. Hay una la pasarela con escaleras -que puede estar semi-inundada al principio del recorrido-, si la sigues llegaras a algunas zonas donde el agua es muy profunda y la gente se tira desde las rocas. Cuando la pasarela desciende y llegas de nuevo a nivel del agua, hay una zona de piscina natural muy agradable donde remojarse.

 


Cuando la gente comience a llegar, puedes volver por la pasarela e ir hacia el lado izquierdo. En este lado también tienes un caminito con pasarela por la roca. El camino sigue, aproximadamente, hasta la altura de las vías del tren elevadas. Esta zona no está tan transitada y, aunque el agua no es tan profunda, permite remojarse y que los perros jueguen sin problemas. 


Además del restaurante con terracita, hay una zona de picnic con barbacoas en un pinar tras la ermita, donde también encontraras baños. 

Algunos nos habéis preguntado sobre el cartel de “prohibido perros” que hay al lado de la piscina de agua termal, este cartel solo hace referencia a la piscina, en el rio está permitido el paso y baño de nuestros mejores amigos de cuatro patas.

Todas nuestras fotos de ruta en Facebook

¡Descubre todas nuestras rutas!

Gorgs Blaus, Monistrol de Calders

Hoy os presentamos una ruta circular por los Gorgs Blaus.

En la población de Monistrol de Calders, comarca del Moianès, la riera Golarda ha moldeado durante millones de años el conglomerado, formando estas preciosas pozas (gorgs). Su nombre se debe a que, cuando se refleja la luz del sol, sus aguas se ven azuladas.

Cómo llegar:

Puedes llegar por distintos caminos, nosotros hemos cogido la misma carretera que nos lleva a Mura-Talamanca.
Has de llegar a la población de Monistrol de Calders, donde hemos aparcado en un parking en Camí Can Mitjans, justo al inicio de nuestra ruta.
Clica para ver la ruta en wikiloc.

Una vez allí: Nada más aparcar, seguiremos la carretera a pie dirección La Coma, pasando de largo el camino del cementerio (nosotros hemos ido a echar un vistazo y a hacer una foto). La carretera sigue paralela a la riera, en este punto puedes ver si baja mucha agua y si está limpia (nosotros hemos tenido la mala suerte de que, el día anterior a nuestra excursión, llovió mucho y el agua estaba removida y enfangada). Poco después de que la carretera pase a ser una pista forestal, en la primera bifurcación, coge el camino que sigue a la derecha (si vas a la izquierda puedes bajar al rio, pero llega un punto que es impracticable).

Este camino se aleja un poco de la riera y hace una pequeña pendiente ascendiente. Sigue este camino hasta llegar a una antigua caseta de electricidad, donde el camino sigue recto o hacia la derecha, nosotros cogeremos el camino recto, para poder llegar a los Gorgs Blaus, pasando frente la caseta (dirección Camí de Coma por Pedrera Pomanyà).

 

 

Pasados unos 25-30 minutos del inicio de la ruta, llegarás a las vistas dels gorgs desde la pista forestal. Si el día acompaña, podrás ver el agua hacer destellos azules en contraste con la roca escarbada por la corriente.

Pasada la zona de los Gorgs Blaus, verás un desvío del camino, iremos a la derecha donde pone “Creuar la Riera de Golarda”, esta zona es inundable y has de vigilar en épocas de lluvias.

A partir de aquí te damos tres opciones: puedes seguir un poco el camino hasta llegar a la propiedad privada, donde termina nuestro camino, y dar media vuelta para volver. Puedes cruzar la riera y seguir por el camino de la izquierda que nosotros usamos de vuelta. O bien, puedes dar media vuelta y volver por dónde has subido.

En nuestro caso hemos seguido un poco para alargar la ruta, una vez llegamos a la propiedad privada hemos dado media vuelta.

Deshaciendo camino, poco antes de llegar al cruce de la riera, hemos cogido un camino que sale a mano derecha (puede que la entrada del camino no sea muy visible por las ramas). Este camino está algo abandonado, y las señales que vas a encontrar son las que dejan los propios excursionistas. A nosotros nos gusta la aventura y nos ha gustado improvisar por esta zona, pero si no te ves con ganas de “aventura”, sigue el camino que ya has hecho de subida.

Por este camino pasarás por el otro lado dels Gorgs Blaus, y lo podrás ver desde otro ángulo muy bonito. Pasarás por una caseta de piedra con una mesa y sillas de picnic. El camino está algo dejado asique guíate por la lógica y por las señales que han dejado los excursionistas que han pasado antes que tú.

Has de pasar una pequeña rierita (solo baja agua en ciertas épocas) y al final del camino hemos llegado a la riera principal, que también has de cruzar. Es posible que en épocas de sequía puedas cruzar sin mojarte los zapatos.

En esta zona hemos tenido la suerte de poder ver aves y mamíferos típicos de las zonas de rio, y sus respectivos rastros.

Tras cruzar el agua vuelves a la carretera que hemos usado de ida, hasta llegar de nuevo al parking.

Otros datos de interés:

Dificultad: nuestra ruta de ida es muy sencilla, pero la vuelta puede ser más complicada ya que el camino no está marcado y según la época las ramas y hierbas dificultan el paso, además, al final del camino has de cruzar la riera. Pero tranquilo, puedes volver por el mismo camino de ida.

Durada: unas 2 horas si la haces la misma ruta que nosotros y a velocidad de paseo. Puedes hacerla en 1 hora si vuelves por el camino de subida al llegar a los gorgs.

Ciclistas: no hemos encontrado ninguno.

Agua: hay tramos en que se puede acceder a la riera para remojar a los perros, pero no hay agua potable. Lleva calzado que se pueda mojar y no resbale.

Gente: muy poca, normalmente solo vecinos.

Sombra: depende del tramo, mejor lleva protector solar si hace sol.

Otros: durante épocas de lluvia, hay zonas inundables, ¡mucho cuidado!
Muy cerca de esta ruta tienes el Gorg del Pare de Mura y Parcial del Camí de les Fonts de Mura, además dels gorgs de la Riera de Talamanca. En estas rutas, además, hay un restaurante Pet Friendly.

Todas las fotos de nuestras salidas en Facebook
¡Descubre todas nuestras rutas!

Santuari del Corredor, Montnegre i el Corredor

En el Parque Natural del Montnegre y el Corredor, entre el Maresme y el Vallés Oriental, encontramos este Santuario de finales del siglo XVI.

El entorno proporciona múltiples opciones de ruta por preciosos caminos. Puedes aprovechar para pasar el día allí con la familia y disfrutar del aire libre.

Cómo llegar:
Nuestra ruta comienza en el parking del Restaurante del Santuari del Corredor.
En esta zona hay una gran explanada perfecta para que los perros y los niños corran, jueguen, o para hacer un picnic al terminar la ruta.

Aunque nosotros no hemos encontrado ninguno, en algún punto de este camino puedes encontrar burros, ya que se hacen paseos turísticos en burro.

mapaUna vez allí:
En la misma explanada hay un pequeño poste informativo que te indica una opción de ruta a seguir, nosotros vamos a hacer un camino algo más largo del que indica, combinando algunos recorridos.
Iniciamos nuestra ruta por el camino que sale frente a este poste informativo, siguiendo las indicaciones que nos llevan a el Dolmen de Ca l’Arenes.

En un punto del camino verás un pino torcido, al que llaman Pi Cargolat, es casi obligado hacerse la típica fotografía en este punto.

El camino ahora hace una pequeña bajada algo empinada, pero asequible. Tras unos 20 minutos llegamos al Dolmen de Ca l’Arenes siguiendo las indicaciones. Se trata de un sepulcro megalítico, descubierto en 1997 y restaurado en 2007.


Saliendo del Dolmen cogemos el camino que baja por la derecha, ahora vamos a seguir las indicaciones de la ruta 7 pero al revés (es decir, iremos en dirección contraria a las indicaciones de la ruta 7).
En la primera bifurcación tras el camino que sale del Dolmen, hemos de ir a mano izquierda y seguir el camino ascendiendo (dejando atrás el que tiene una cadena para evitar el paso de vehículos.)
Al llegar a la pista sigue hacia la derecha, hasta encontrar una valla hecha con zarzas donde verás de nuevo un poste que indica camino de la ruta 7, en este punto has de seguir un caminito que se mete por el bosque justo enfrente de la señal. En este tramo que acabamos de pasar, puedes encontrar vehículos (aunque nosotros no nos hemos cruzado con ninguno), si quieres, puedes atar a tu amigo unos metros por su seguridad.
Seguimos las indicaciones de Can Miloca.

Llegamos a la Font del Ferro, que hemos de cruzar al otro lado “por encima” para seguir el sendero que sale a la derecha (seguimos haciendo la ruta 7 del revés).

Una vez veas el parking de Can Bosc, de nuevo pueden pasar vehículos, así que quizás tengas que atar a tu perro hasta cruzar el camino asfaltado.
Verás un helipuerto justo en frente de la masia, has de ir paralelo a este helipuerto por el lado derecho, dirección al bosque, dejando a tu derecha la masía y sus piscinas.

Una vez hayas cruzado este descampado de la propiedad, has subir por tu derecha para ir de nuevo por la ruta 7 del revés. En el primer desvío coge el camino ascendiente de la izquierda.

Tras la cuesta, seguiremos ahora la GR-92 indicada en color rojo.
Llegarás a la zona de carretera, a la que vas a ir paralelo un tramo. En caso de que veas que pasan coches o de que tu perro tiende a escaparse, mejor átalo. En cierto momento se termina el camino que va paralelo a la carretera y has de ir unos metros por la zona asfaltada.

Cuando llegues a la señal de “Punt de Sortida: Senderisme en Ruc”, has de coger el sendero de la derecha, que verás justo tras la señal.

En las siguientes bifurcaciones sigue las indicaciones de GR-92 hasta que llegues a una casa de colonias. Seguimos el camino que bordea la parte delantera de la casa hasta que la valla termina, seguiremos ahora por el camino recto.

Pocos metros después vuelve a bifurcarse el camino, cogeremos el que sigue la ruta de la GR-92, hasta una estrecha pendiente que nos lleva a un parking, donde también es recomendable atar a los perros unos metros. Por la derecha del parking sigue la GR por unas escaleras hechas de maderas, paralelas a la carretera, por donde vamos a subir.

Tras unos metros, llegarás a un poste que te indica que a mano derecha tienes un mirador, y en frente la Font del Grevol. Te recomendamos su visita, al menos al mirador, ya que son solo unos pocos metros más, y en días claros puedes ver hasta el mar.

Estamos ya muy cerca del parking donde hemos dejado el coche, siguiendo el camino que sale de la derecha de la fuente, paralelo a la carretera.


Otros Datos de interés:
Dificultad: moderada. Es de las rutas más largas que os hemos enseñado, por este motivo y por

algunos tramos empinados, la consideramos de dificultad media.
_dsf1087Durada: hemos estado unas 4 horas con una pequeña parada para desayunar. Puedes acortar la ruta por caminos que cruzas durante el recorrido, o bien hacer alguna de menor durada.
Ciclistas: no muchos, pero en ciertos puntos van algo rápidos.
Agua: no hay.
Gente: depende del tramo, de la época,… Aunque veas muchos coches en el parking, hay muchas opciones diferentes de ruta, y mucha gente se queda únicamente en la zona del restaurante, de modo que los caminos no están muy transitados.
Sombra: según el tramo. Es una ruta calurosa para hacer en verano dado su largo recorrido y que no hay agua, es mejor hacerla en otras épocas del año.

Pantà de Vallvidrera

La etóloga Sílvia Rodellar nos manda una ruta para “perros-nutria” que nos ha gustado mucho.

Cómo llegar:
Puedes llegar en trasporte público: baja en la parada de Baixador de Vallvidrera de FGC (líneas S1 y S2).**Clica aquí para ver la normativa para subir perros a los FGC.

panta_de_vallvidrera_p1160845

¡En tres minutos estáis allí!
Está señalizado con un cartel a la altura de la estación donde te indica cómo llegar. El Pantano se encuentra al final de una calle sin salida, se llega a través de unas escaleras rodeadas de naturaleza.

Una vez allí:
Tus perros van a disfrutar de un buen chapuzón rodeados de un bonito entorno. En medio del pantano hay un mirador con pasarela.

Otras opciones:
A parte de eso puede disfrutar de un picnic en plena naturaleza y dar una vuelta por los alrededores:
Por ejemplo, si en lugar de ir directos al pantano prefieres descubrir el entorno, nada más salir de la estación puedes ir en dirección contraria del pantano. Verás un camino escalonado de piedra que te llevará a Vil·la Joana, que alberga el Museo Verdaguer. Siguiendo hacia arriba tienes el Centro de Información de Parque.
La zona consta de 6 rutas diferentes, que van desde 1km a 4,5 km, en el Centro de Información os pueden facilitar planos (mapa).

De vuelta hacia el pantano, para no hacer el mismo camino podéis hacer el Paseo de las Fuentes, un camino adaptado para personas con movilidad reducida, donde podréis ver la diversidad botánica del parque.

En el camino podéis ver la entrada a la Mina Grott, y justo antes de llegar al pantano podréis ver la zona de picnic con sombra y una fuente. La Casa Rosada, antigua casa del vigilante del pantano, queda al lado de esta área.
Podemos también hacer un paseo de circunvalación del pantano, donde encontraremos un área para niños. Al otro lado del pantano hay también un camino ascendente para seguir con el paseo.

13558642_500918573434071_884604452584386956_o.jpg

Volviendo del pantano, si sigues la carretera en dirección contraria a la estación de tren, llegarás a la Iglesia de Santa Maria de Vallvidrera, y al fondo puedes ver la Vil·la Joana antes citada. Muy cerca hay un restaurante y otra zona de picnic. Desde allí tendrás vistas del Tibidabo y la Torre de telecomunicaciones.

Os recordamos que Collserola es un parque natural protegido, y el pantano es una zona para la potenciación de la fauna anfibia, de modo que os pedimos el máximo respeto por el entorno (no queremos que la biodiversidad se resienta de nuestras visitas, ni que se cierre el paso a este entorno).

Todas las fotos de nuestras rutas en nuestro Facebook


¡Descubre todas nuestras rutas!

Gorg de Can Bosquets, La Floresta

Esta pequeña poza (gorg) es un secreto muy bien guardado, hasta el punto que, si no sabes cómo llegar, lo más probable es que no la encuentres. Nosotros tuvimos la suerte de cruzarnos con Betty y su dueña la primera vez que fuimos, y nos enseñó cómo llegar. Y yo voy a guiarte ahora para que no tengas problemas.

Cómo llegar:
Os planteamos dos opciones, A y B (esta opción permite llegar con FGC), pero os recomendamos la A:

A- La opción bonita. Pros: el paisaje es más bonito, hay sombra todo el camino y sigues la riera de modo que tus perros pueden ir remojándose. Contras: has de cruzar la riera en algunos puntos y es más largo.

opcio-a

Aparca por la zona de la Calle Sibèria, zona La Rierada (Molins de Rei).
Te voy poniendo fotos de las cosas que iras encontrando en el camino para que veas que vas por el buen camino, ya que hay momentos en que has de coger una bifurcación u otra.Siguiendo el camino, verás unas casas viejas (foto), si sigues recto llegarás a un puente que no has de cruzar. Coge el camino que sale a mano izquierda, dirección Can Bosquets (foto), justo antes del puente. Es un caminito sombrío que pasa paralelo a la riera.

 

En el primer desvío has de cruzar el rio, cogiendo el camino que queda a mano derecha (mira la foto para ver si vas bien).

 

Sigue el camino recto, cruzarás la riera un par de veces más.
Más adelante te encontrarás un tronco cortado que deja a cada lado del camino una mitad del árbol. En este punto has de ir hacia la derecha cruzando el rio (si siguieras recto unos metros más adelante un tronco corta el paso, habrás de volver atrás).

 

Irás cruzando el rio, pasarás por una “cabaña” de troncos, ….

 

Cuando pases el árbol “centenario” (foto) encontrarás un descampado. Crúzalo recto y llegas a otro descampado más pequeño. Justo en frente de ti hay un pequeño hueco entre los árboles (foto), entra por allí.
Has de agacharte para pasar un par de troncos casi caídos sobre el caminito, pero justo en frente verás la poza.

 


B- La opción corta. Pros: aparcas cerca de la poza, de modo que si tienes prisa en un momento llegas. Contras: no es tan bonita, y si hace sol te vas a tostar (no hay sombra).

opcio-b_

Aparca en la Avinguda Can Busquets (La Floresta)
Hay un cartel de prohibido circular, pero puedes aparcar en la calle que queda delante de la masía.
Para llegar la poza has de rodear las casas hasta que llegues a una bifurcación. Coges el camino de la izquierda donde hay una cadena (para que no pasen coches), sigues el camino ancho.
En la segunda bifurcación del camino hay un letrero de la Caminata de Barcelona de 30km, justo allí hay un puentecito. Nada más cruzarlo coge el camino estrecho de la derecha. Llegas a una explanada que has de cruzar y seguir unos metros el caminito ancho. Cuando oigas agua a tu derecha de nuevo (son unos 150 metros desde el puente en total), has de bajar la cuesta hacia la riera y a tu derecha queda la poza.

 

Puedes llegar al punto de partida de la opción B con FGC. Te avisamos que se trata de un camino con tramo de carretera, de modo que tu amigo tendrá que ir atado y posiblemente paseis algo de calor en el trayecto.

Otros datos de interés:
Dificultad:
Baja-Media. Ten en cuenta que cruzarás la riera de modo que ponte calzado adecuado (aislado, resistente al agua, …) En la ruta B, hay que bajar una pequeña cuesta al final para acceder a la poza.
Durada: Opción A: unos 45 minutos (para llegar). Opción B: unos 10 minutos.
Ciclistas: en teoría no pueden pasar, pero si encuentras alguno (raras veces), suelen ceder el paso y ser amables.
Agua: Puedes remojarte en la riera y en la poza, pero llévate agua para beber.
Gente: Sobretodo gente con perros. Si puedes escoger ves entre semana, ya que la poza es pequeña y si hay gente comiendo puedes sentir que molestas.
Sombra: Si vas por el trayecto A, que es el que te recomiendo, hay sombra todo el camino, si vas por el camino B toca el sol casi todo el trayecto.

 

Todas las fotos de nuestras rutas en nuestro Facebook


¡Descubre todas nuestras rutas!

Salto de Agua del Papiol

Muy conocido por los habitantes de la zona, este pequeño salto de agua es frecuentado por los propietarios de perros. Durante épocas de seguía no cae agua, pero siempre suele haber una pequeña poza donde nuestros amigos pueden remojarse y jugar.

Cómo llegar:
Este municipio del Baix Llobregat, se encuentra muy cerca de Molins de Rei. El salto de agua está situado en la Riera de Vallvidrera, y hay varias rutas que te llevan allí. Nosotros hemos escogido la más cortita y siguiendo la riera, para que nuestros perros puedan ir remojándose.

mapa

Aparcamos en el parquin de la Masía de Can Rabella.
Si quieres quedarte a comer en el Restaurante de la Masía Can Rabella, durante todo el año los perros pueden entrar en la terraza del local, y durante el invierno tienen una sala especial para poder entrar a comer con tu perro dentro del restaurante. ¡Acuérdate de llamar para reservar y avisar que vas con tu mascota!
Otra opción para comer no muy lejos es Setembre Molins, un restaurante de cocina vegetariana y petfriendly que colabora con el refugio La Amistad.

Una vez allí:
A la derecha de la salida del parquin verás un puente que has de cruzar y seguir a mano izquierda (dirección Riera de Vallvidrera). Sigue el camino.
Tienes la opción de coger un desvío, unos 30 metros después de la unión de las dos rieras, que te permite cruzar la riera, si es época de sequía no hay agua. Verás una obertura en la vegetación a tu derecha (foto) que te hace cruzar un pequeño descampado y te lleva al otro lado de la riera de Vallvidrera.
Puedes ir un tramo por este camino paralelo a la cuenca, donde hay más sombra. Si has seguido este camino, volverás al camino principal pasados unos 150 metros.

 

 


Cuando encuentres un ensanchamiento del camino con un pequeño muro que hace a su vez de canalizador de agua (foto), cruza al otro lado de esta construcción y verás que en esta zona la riera hace unas pequeñas piscinas naturales donde los perros pueden correr y jugar (esta zona suele tener agua incluso en épocas de sequía).

 


Vuelve al camino, cuando te encuentres el puente que cruza la riera, coge el camino de la izquierda, que indica el salto de agua con una señalización vertical. Por este tramo, si no hay sequía, tienes que cruzar un tramo con un poco de agua.

 

En el siguiente cruce de caminos sigue recto, verás un pequeño poste vertical con un dibujo improvisado de una carita de perro, este te indica que a tu derecha está el salto de agua. (Si vas en época de sequía no caerá agua como en la foto)

Nosotros volvemos por el mismo trayecto, pero puedes coger la última desviación que dejaste atrás e ir a ver las Escletxes del Papiol y volver al parquin por Calle de les Escletxes – Calle del Pi – Calle l’Alzina (por esta zona tendrás que atar a los perros en algún tramo).

Otros datos de interés
Dificultad: Medio-Bajo, es un trayecto sencillo, pero cerca del salto hay un tramo en el que puede bajar agua y has de llevar calzado que te permita pasar (este problema no lo tendrás si hay sequía).
Durada: son unos 15-20 minutos para llegar al salto, y lo mismo para regresar. Súmale el rato que quieras estar en las dos zonas de juego que vas a parar.
Ciclistas: hay algunos ciclistas, sobre todo los festivos.
Agua: aunque hay agua en la riera para remojarse, llévate agua para beber.
Gente: suele haber gente paseando, tanto con perros como sin ellos.
Sombra: la mayor parte del trayecto tiene sombra, pero hay algunas zonas más abiertas. Si pica el sol, mejor ponte protector.

 

Todas las fotos de nuestras rutas en nuestro Facebook

¡Descubre todas nuestras rutas!

Gorgs de la Riera de Talamanca

Situado dentro del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac, este pueblo con interés histórico, nos deslumbra con su atractivo medieval y sus bonitos caminos por el bosque. En esta ocasión hemos visitado algunas zonas del pueblo y su riera con una ruta circular.
Si quieres quedarte a comer por el pueblo, te recomendamos el Restaurante Les Voltes de Talamanca, donde los perros buenos son bienvenidos (llama para avisar y reservar antes de ir: 938 27 69 32).

Cómo llegar:
Nuestro destino es el parking del pueblo, ya que no podemos aparcar en el casco urbano.Tienes distintos caminos para llegar, uno es por Manresa y el otro por la BV-1221 pasando Mura (es el que nosotros solemos hacer).

mapa

Una vez allí: Nuestra ruta empieza en este parking de tierra, donde aún no vamos a soltar a los perros (estamos cerca de la carretera). Cruzamos hacia la Plaza del Raval, donde hay unas indicaciones que nos señalan el camino hacia el castillo y el memorial. Nosotros hemos dejado la visita al pueblo para el final, pero puedes ir a verlos antes de comenzar.
Dirígete a Carrer de la Font, por la calle del Raval, desde donde bajan unas escaleras que te llevan al Camí Ral, en este punto puedes soltar ya a los perros sin problemas (este inicio de camino es distinto en el track de ruta que te enlazamos, puedes hacer el que prefieras, pero en el que te describo pasas menos por el pueblo y puedes soltar antes a los perros). 


Vamos a seguir el camino (hay un desvío que te lleva a un parque infantil, ya verás que por allí no es), y seguiremos las indicaciones que nos llevan a Mas del Molí del Menut en las siguientes bifurcaciones. (Puedes alargar el camino dirigiéndote a la Sinia del Camí Ral y luego bajar hacia Mas del Molí del Menut, este trayecto es unos 50 minutos más largo que el nuestro). 


Una vez llegamos al Molí del Menut, hemos de tomar el camino de la derecha, donde los gorgs quedan muy cerca, y desde aquí puedes ver el castillo de Talamanca de lejos. Según la época del año puede haber más o menos agua, hay puntos donde los gorgs son bastante profundos y conservan agua todo el año.Un poco más adelante encontrarás un pequeño embalse. 


Volvemos al camino para ir dirección a la Bauma de Gobians y el Salt de Gobiana. Nos acercamos a un tramo del camino que tiene un barranco a un lateral. Ir con cuidado con los perros en esta zona, que no vayan muy locos para que no resbalen, si lo prefieres átalo, no se trata de un tramo muy largo, pero mejor prevenir. Seguimos dirección Sinia de Can Valls pasando paralelos a este barranco. 

Al llegar a la Sinia de Can Valls, donde verás algún huertecito, vamos a seguir las indicaciones de Fornot de Talamanca, para hacerlo has de cruzar una pequeña valla y cruzar la riera.
Ahora sigue las indicaciones para ir dirección Talamanca (o Talamanca-Navarcles que indica más adelante). Este tramo es un poco empinado pero asequible.

 


Antes de llegar al pueblo, pasarás por la Font del Castell de Talamanca y el Acer negundo (una especie de árbol americano centenario, declarado Bien Cultural de interés local).
Llegamos al pueblo por la misma zona donde hemos salido, si aún no has ido a ver el castillo, queda entre el Carrer de l’Era y la carretera, donde también hay un parking.

 

Otros Datos de interés:
Dificultad: baja, la parte final de la ruta tiene un poco de desnivel, pero es asequible.
Hay un tramo del camino que pasas muy cerca de un barranco, asique ves con cuidado si tu perro tiende a “hacer locuras”, no queremos que resbale y se haga daño.
Durada: unas 2h.
Ciclistas: no hemos encontrado, pero no descarto que en festivos puedas ver alguno en algún tramo del camino (hay puntos donde no pueden circular)
Agua: no hay fuentes, coge agua para beber. En la zona de la riera se pueden remojar los perros, aunque no en todas las épocas del año tiene cabal.
Gente: los festivos y fines de semana hay algo más de turismo, entre semana no hay nadie. A veces pueden pasar caballos por algunos tramos del recorrido.
Sombra: en varias zonas el camino es ancho y no dispone de mucha sombra, en verano ves prevenido.

_dsf0891_dsf0901_dsf0935


Todas las fotos de nuestras rutas en nuestro Facebook

¡Descubre todas nuestras rutas!