Paseo por Gallecs

Gallecs es una zona rural y natural protegida del Vallès Oriental.
Aunque esta zona tiene muchas opciones de caminos, hoy os dejamos la ruta que hemos hecho para la actividad de “Excursión con Educación Canina con Kipeek“.

Cómo llegar:
Tienes diferentes opciones para llegar a Gallecs, incluyendo transporte público.
En nuestro caso empezaremos la ruta en el parking, al que llegamos desde la C-155 que va de Sabadell a Granollers. Hay una entrada indicada, que nos lleva al cami dels Gallecs, a unos 500 metros verás la zona para aparcar.

Una vez allí
De momento, te recomiendo no soltar aún a los perros, ya que pueden pasar coches. Siguiendo la carretera, pasando el puente, has de entrar por la segunda calle a mano derecha.
Sigue por aquí unos metros hasta llegar a la Ermita de Santa Maria de Gallecs, dónde has de coger el camino de la derecha dirección “Camí dels Bandolers”.

Pasadas las casas, coge el primer camino de la izquierda.
Ya verás que casi todo son campos de conreo, dependiendo de la época del año, los encontrarás arados, asilvestrados, sembrados…

Des del Camí dels Bandolers puedes bajar por tres senderos:
El primero te queda poco después de pasar un depósito de agua, a mano izquierda, puedes bajar por aquí si quieres acortar el trayecto.
El segundo, que es el que cogeremos, te lleva recto hasta el Camí dels Gallecs.
El tercero, más adelante va paralelo a la AP7, en nuestro caso lo descartamos por ser ruidoso, pero puedes alargar el camino bajando por aquí.

Por este segundo camino, antes de llegar al Camí dels Gallecs, nos cruzamos con una zona arbolada, que seguiremos a mano izquierda.
Aquí hay algunas mesas de picnic por si quieres parar un rato.

No tardamos mucho en ver unos almacenes de obra, desde dónde nace un caminito a mano derecha, seguiremos por aquí para alejarnos de la zona concurrida.

Cuando llegues a las casas, ves con cuidado, estás cerca de una zona donde pueden pasar vehículos.

Cruza al otro lado para seguir el sendero. Tras la curva, verás que sale un camino a tu izquierda, sigue por aquí hasta llegar a la zona arbolada, dónde iremos de nuevo a mano izquierda.

Pasada la casa, nuestro camino sigue por la derecha y bordeando el bosquecito. Puedes también hacer el camino por entre los árboles en paralelo.
A partir de aquí tan solo has de cruzar el puentecito de madera y llegarás al parking.

Otros Datos de interés
Dificultad: 
Baja, se trata de un paseo de unos 6km sin complicaciones.
Durada: sin prisas puedes estar una hora o hora y media dependiendo si vas parando.
Agua: no es una ruta con agua, aunque pasa la riera por la zona, no suele bajar con apenas agua. Eso si, cuando ha llovido, quedan charcos y barro durante unos días en algunos tramos.
Gente: es una zona conocida y visitada por las poblaciones de los alrededores, no esperes estar solo, siempre hay alguien, aunque por lo general muy tolerantes con los perros (ya sabes que siempre puedes encontrar excepciones).
Sombra: la mayor parte del camino es zona de conreo sin árboles, toca el sol.
Otros comentarios: aunque no hay caza con armas de fuego en la zona, dependiendo del día y el camino por el que pases, puede que oigas los disparos del campo de tiro de Mollet del Vallès. Se oyen más por la zona que nosotros hemos evitado, sobre todo por el Camí de Sant Valerià, ves con cuidado si tu perro se asusta con los disparos, aunque se oigan de lejos.

¡Ven con nosotros de excursión
&
Descubre todas nuestras rutas!

Castellar de N’Hug, Tossal D’Orriols

Hoy hemos madrugado: vamos a hacer una ruta algo más larga y “cañera” por la zona de Castellar de N’Hug.
Aprovechamos que hemos dormido por la zona para comenzar la ruta antes de que llegue la gente, y poder disfrutar del trayecto sin cruzarnos con nadie (excepto los animales de la zona: vacas, caballos, rapaces, cabras montesas, ciervos, etc).

Cómo llegar:
Llegarás a la población de Castellar de N’Hug por la BV-4031.
Nuestra ruta comienza en el parking de Les Fonts del Llobregat. Este parking puede estar lleno en festivos y puentes, pero hay otro cerca de la casa de colonias La Closa, que también te puede servir.

Una vez allí
Una vez estemos en el parking, hemos de bajar las escaleras que nos llevan a las Fonts del Llobregat.
Este tramo es turístico, de manera que, dependiendo del día y la hora, puede que esté lleno de gente. Aunque he de decirte también, que es muy posible que muchos vayan también con perros. ¡Hemos visto muchísima gente por perro en esta escapada!

Una vez pases las fuentes y llegues a la zona del molino, el bar y la tienda de recuerdos, has de estar atento: nuestro camino sigue por el camino que pasa por detrás de la tienda de recuerdos, indicado como Orriols. Comienza la subida, que te acompañará hasta dentro de unos 5km.
Cuando llegues a la casa, sigue por el camino recto. A partir de aquí no pasan vehículos, pero puedes cruzarte con vacas o caballos pastando.

Este tramo no tiene pérdida, el camino asciende hasta una casa dónde verás un olmo, “Om de Cal Pau solana”, desde donde has de seguir el camino hacia la izquierda. Nosotros nos hemos encontrado cadenas electrificadas para evitar el paso del ganado, es muy importante recordar que, si retiras una cadena o abres una valla para pasar, has de dejarla como la encontraste.

Sigue subiendo… ¡Ánimos, vas por la mitad del ascenso!
Por aquí encontrarás un riachuelo dónde los perros podrán remojarse un poquito, y ya no queda mucho hasta llegar a un refugio, donde has de seguir por el camino de la izquierda.
Si tienes suerte, por aquí puedes ver buitres muy cerca, nosotros hasta hemos visto uno posarse en unas rocas.

Rodearás la cima de la montaña, te recomiendo estar muy muy atento a las siluetas entre los árboles, ya que es muy probable que veas alguna cabra montesa e incluso ciervos.
En este punto comenzamos el descenso. El primer tramo no vamos por camino, sino que vamos bajando por el otro lado de la cima. Hemos visto muchas madrigueras en el suelo, y Milka se ha vuelto loca con los olores. Cuando hemos vuelto con el grupo esta zona estaba bastante nevada.

En el descenso pasarás por la Font del Boix, más o menos a partir de aquí el camino es más fácil de distinguir.
Sigue bajando hasta ver la Font dels Torrents. Si te has quedado con ganas de caminar, por esta zona se puede llegar a la Cova de la Tuta donde, según cuenta la leyenda, nacen las fuentes del Llobregat.

Hug, un buen hombre y amo del Castillo de Castellar de N’Hug -si, de aquí viene el nombre-, se casó con una preciosa mujer, sin saber que era una bruja maligna. El pobre hombre murió poco después del enlace, dejando el pueblo y el castillo a merced de la bruja que esperaba un bebé.
Cuando la hija de Hug y la bruja nació, resultó ser muy fea, y la rabia de ver que la pequeña no era tan hermosa como las demás, llevó a la bruja a secuestrar a todas las niñas de Castellar de N’Hug y tirarlas por un agujero que hay al fondo de la cueva, -hoy en día tapado por una gran piedra-.
El llanto desconsolado de estas niñas llenó la cueva de lágrimas e hizo brotar agua entre las rocas, creando las Fonts del Llobregat.

Volviendo a la ruta, una vez llegues a la zona de las primeras casas, puedes bajar por la carretera o atajar por un sendero que nace cruzando la carretera. El tramo final de este atajo es de pizarra, de modo que no te lo aconsejo en caso de que haya llovido. Llegarás a la zona del parking de La Closa, a partir de aquí solo has de seguir la calle que te lleva al parking.

Otros Datos de interés
Dificultad: 
Media, la ruta tiene unos 10 km con desnivel de 600m. No es una ruta con dificultad técnica, pero el ascenso es continuo durante los 5 primeros quilómetros y el descenso igual.
Durada: hemos estado unas 4 horas con parada para desayunar.
Agua: no es una ruta con mucha agua para remojarse. El principio tiene los saltos de “Les Fonts del Llobregat“, pero luego solo hay agua en puntos concretos.
Gente: En el primer tramo, donde las escaleras de las Fonts del Llobregat, suele haber bastante pero depende del día y la hora. Después ya no encontrarás a casi nadie -o nadie- por el camino, ya que la gente se queda solo en el tramo turístico.
Sombra: no hay sombra durante todo el trayecto, de modo que, si vas en verano o un día muy soleado, lleva gorra y/o protector solar.
Otros comentarios: vas a pasar por una zona de coto de caza. Nosotros no nos hemos cruzado con cazadores ninguna de las tres veces que hemos ido antes de escribir esta entrada, pero la posibilidad existe.

dificultad

¡Ven con nosotros de excursión
&
Descubre todas nuestras rutas!

Castellar de N’Hug, Fonts de Llobregat

¡Por fin un fin de semana libre!
En esta ocasión nos hemos decantado por el municipio de Castellar de N’Hug​​​, en el Berguedà. Esta localidad es conocida por tener les Fonts del Llobregat,  dónde nace este rio, però su atractivo va más allá.
El sábado por la tarde hemos hecho una ruta sencillita, para cerrar el día tras visitar los “Jardins d’Artigas (que, por cierto, es PetFriendly)”. Te describo la versión de la ruta que hemos hecho en grupo, clica para ver ruta en wikiloc. Si quieres complicarla un poco, puedes hacerla con un tramo campo a través paralelo al camino, clica para ver esta otra versión de la ruta.

Cómo llegar:
Llegarás a la población de Castellar de N’Hug por la BV-4031.
Nuestra ruta comienza en el parking de Les Fonts del Llobregat. Este parking puede estar lleno en festivos y puentes, pero hay otro cerca de la casa de colonias La Closa, que también te puede servir.

Una vez allí
El inicio de nuestro camino está muy bien indicado, ya que hemos de ir dirección a les Fonts del Llobregat.
Hay un buen tramo de escaleras por el que puede que te cruces con más o menos personas dependiendo del día y la hora. Para evitar conflictos, es mejor llevar a los perros atados en caso que haya mucha gente.

Una vez pases las fuentes y llegues a la zona del molino, el bar y la tienda de recuerdos, has de seguir la pista dirección a la carretera, sin desviarte por ninguno de los caminos que salen hacia la derecha. En esta zona pueden pasar coches, de modo que ves con mucho cuidado.
Cuando llegues a la capilla estás muy cerca de la carretera, que vas a tener que cruzar, de modo que extrema precauciones.
Una vez la hayas cruzado, verás la entrada al camino justo en frente de ti, a partir de aquí ya no circulan vehículos.

Sigue el sendero hasta que pases un pequeño riachuelo -en verano puede estar seco-, probablemente ya estás oyendo en esta zona los perros de la finca de “Ca la Beneta” ladrando. Es mejor atar a los perros hasta cruzar la casa, ya que hay “perros vigilantes” por la zona.
Si subes un poco por la ladera en línea recta, verás que hay un camino, síguelo subiendo hacia la izquierda.

A partir de aquí tan solo has de seguir el caminito hasta que llegues a una zona asfaltada. Por aquí pueden pasar coches, aunque no demasiados, de modo que vigila.
En unos 700m has de cruzar la carretera y subir por la calle que hay justo en frente de ti, llamada “Avinguda Mataplana”. Si te fijas, desde aquí verás un monumento plateado, se trata de una obra de Emili Armengou, de 1987, en homenaje al Perro Pastor Catalán.

Si te apetece tomar algo, por esta zona pasarás por delante de un restaurante con terraza exterior.

Siguiendo la calle ya verás el pueblo muy cerca. Te recomiendo que, antes de subir al coche, hagas una visita por Castellar de N’Hug, ya que es un pueblo pequeño, pero con encanto. Puedes ir a la plaza de la iglesia a comer un cruasán gigante y subir al mirador al lado del antiguo castillo, a disfrutar de las vistas.

Otros Datos de interés
Dificultad: 
Baja, la ruta tiene unos 7,8 km en total y el desnivel no es pronunciado. Hay que tener en cuenta que el primer tramo es de escaleras, lo que se puede hacer pesado, sobre todo si vas un día que haya mucha gente.
Durada: hemos estado unas 3 horas para hacer esta ruta contando la parada para comer.
Agua: no es una ruta con mucha agua para remojarse. El principio tiene los saltos de “Les Fonts del Llobregat“, pero luego solo hay agua en puntos concretos.
Gente: Depende… en el primer tramo, donde están los saltos de agua, suele haber bastante gente a menos que madrugues o vayas a la hora de comer. Después ya no encontrarás a casi nadie -o nadie- por el camino (la gente se queda solo en el tramo turístico).
Sombra: a ratos. No hay sombra durante todo el trayecto, de modo que si vas en verano o un día muy soleado, lleva gorra y/o protector solar.
Otros comentarios: si quieres complicar un poco la ruta, puedes hacerla con un tramo campo a través, te enlazo cómo.
Hay un par de tramos dónde los perros han de ir atados: el inicio si hay mucha gente, al cruzar carretera y cerca de la casa dónde te indicamos que hay perros.
Aunque hemos ido en invierno y no es época de procesionaria, hay algunos pinos de vez en cuando, tenlo en cuenta.

primera ruta

¡Ven con nosotros de excursión
&
Descubre todas nuestras rutas!

Castellar de N’Hug con perros

¡Por fin un fin de semana libre!
En esta ocasión nos hemos decantado por el municipio de Castellar de N’Hug​​​, en el Berguedà. Esta localidad es conocida por tener les Fonts del Llobregat,  dónde nace este rio, però su atractivo va más allá.

Viaje de ida:
En esta ocasión, nuestro destino no queda muy lejos de casa, de modo que únicamente hemos parado en la Pobla de Lillet, dónde hemos visitado el pueblo y los Jardins d’Artigas.

Estos jardines, diseñados por Antoni Gaudí a principios del siglo XX, admiten la entrada de perros (atados), lo cual nos ha encantado. No se trata de un lugar muy grande pero tiene su encanto y un punto romántico.
Recuerda consultar su horario y tarifas, ya que varía según la época del año. Si te alojas en la zona, tienes un descuento.

Aunque nosotros no hemos subido, tienes la opción de ir en el Tren del Ciment, que te llevará desde Pobla de Lillet hasta el Museu del Ciment en Clot del Moro, pasando por Jardins d’Artigas. A este tren, como en otros tantos transportes públicos, pueden subir perros siempre que vayan atados y con bozal.

No puedes irte de la Pobla de l’Illet sin callejear un poco:  la Font d’en Güell, el Pont Vell, el Castillo o la Iglesia, son algunos de los lugares con encanto de este bonito pueblo.

Antes de llegar a Castellar de N’Hug hemos parado en el Clot del Moro, desde dónde hemos ido a ver el Pas de l’Os. Las fuertes lluvias de estos días no nos han permitido hacer la ruta completa, de modo que tan solo hemos llegado al Pas de l’Os y hemos vuelto, ya que el camino era impracticable por ambos sentidos, pero si lo encuentras accesible cuando tu vayas, es una ruta que promete ser muy bonita. Te dejo enlace de su localización y el punto hasta el que hemos podido llegar nosotros. Seguro que volveremos a intentarlo cuando llegue el buen tiempo y te contaremos cómo es.

Llegamos a Castellar de N’Hug
Cómo no podía ser de otra manera, nada más llegar comenzamos a caminar.
Como ya es un poco tarde para hacer una ruta larga, vamos a ir por la zona de l’Esquena d’Ase, camino de unos 8km con 300m de desnivel total, con una versión por camino y una versión campo a través (adivina cuál hemos hecho…). Puedes ver la ruta aquí.

Comemos un bocadillo durante la excursión y llegamos al pueblo con tiempo suficiente para pasear un poco por el pueblo, comer uno de sus famosos cruasanes y ver su mirador y los restos escasos del castillo en la zona del Museo del Pastor.

Después de acomodarnos en la habitación, cerramos el día con un paseo bajo las estrellas hasta el pueblo.

Domingo
Hoy hemos madrugado para aprovechar el día.
Para hoy tenemos pensada una ruta algo más larga de unos 10km con 600m de desnivel. No es una ruta difícil pero los 5 primeros quilómetros del camino son de subida. Puedes ver la ruta aquí.

Puede que al ver el desnivel o los quilómetros te hayas desanimado un poco, pero te recomiendo que no la descartes sin echarle un ojo a la ruta, ya que las vistas son muy bonitas y hemos visto muchos animales (cabras montesas, ciervos, águilas, buitres, etc.).

¿Dónde alojarnos?
Esta duda es muy común si vas a ir a la zona con tu mejor amigo de cuatro patas, pero tengo una buena noticia para ti: en Castellar de N’Hug hay varias opciones de alojamiento PetFriendly. Puedes escoger apartamentos, hostales o albergues.
Nosotros hemos visitado el Refugi Quatre Cases en Clot del Moro, de ambiente familiar con mucha historia, además de económico.
Pero si buscas algo en el propio pueblo de Castellar de N’Hug te recomendamos, sin duda, La Closa. Este es el lugar que hemos escogido para alojarnos y nos ha gustado mucho, te dejo algunas fotos para que puedas ver cómo es:

Otras consideraciones:
– Para el coche, recuerda cumplir siempre la normativa para ir en coche con mascotas, y escoger el sistema más adecuado y seguro para tu acompañante.
– Aunque no hay mucha caza, pasarás por zonas de coto, tenlo en cuenta si tu perro es muy asustadizo.
– Los lugares, actividades y comentarios que te hacemos sobre un lugar se basan en nuestra experiencia personal, pueden cambiar si lo visitas en otras épocas del año o por modificaciones en las normativas de cada lugar, te recomendamos consultar antes de ir a los lugares que te sugerimos.

¡Esperamos que te haya gustado esta entrada al blog, si quieres hacer un escapada de fin de semana con nosotros, puedes inscribirte al próximo fin de semana perruno en grupo!

Flores de Bach para perros

Eres una persona enfocada en que cada vez tu vida sea más equilibrada. Entonces ¿por qué no aportarle bienestar natural también a tu compañer@?

Muchos de nosotros vivimos en ciudades durante la semana y anhelamos el fin de semana para contactar más a fondo con la naturaleza, gracias a una buena excursión humano canina, el aire fresco de los caminos entre árboles, y el agua fresca de los ríos de montaña.

Flores de bach para perros

De lunes a viernes evocamos la naturaleza en lo que comemos (lo más natural y sano posible), y en los mini paseos en parques. Buscamos vivir cada vez de forma más saludable, y cuidándonos con herramientas cada vez más naturales también: ejercicio al aire libre, yoga, o meditación, y terapias holísticas para nuestras dolencias en lugar de sobre medicarnos (cada vez somos más los que vamos al acupuntor, al homeópata, al quiropráctico…).

Para nuestros amigos perros queremos también lo mismo: cada vez más equilibrio en su día a día, y una salud fuerte gracias a cuidados naturales que mejoran su calidad de vida.

Buena dieta natural, buenos paseos, y momentos de calidad con nosotros y con sus compañeros caninos pueden formar parte de estos cuidados naturales para ellos. Y en cuanto a su equilibrio mental, muchos educadores caninos o personas expertas en esencias florales podemos aportarles soporte emocional a través de las Flores de Bach cuando algún suceso no le permite vivir equilibradamente, por ejemplo:

  • mudanzas que hacen tambalear su rutina,
  • cambios de horarios o de habitantes en casa con los que está disconforme (nuevo bebé, nuevo gato, nuevo perro, nueva pareja humana…),
  • momentos de ansiedad, miedo, o terror por ruidos nuevos, etc.
  • estrés post traumático tras una pelea, o tras un accidente, o tras la muerte de alguien querido (humano o no humano),
  • presencia de una enfermedad que le provoca dolor,
  • prurito,
  • en resumen, cosas impredecibles que ocurren en la vida que hacen que tu familiar canino no sea el mismo de antes…

Medicina natural herbal, flores de bach para mascotas

Quieres lo mejor para tu perro: que no sufra miedo, ansiedad, problemas por nuevos compañeros o peleas en el grupo de amigos caninos… Hay maneras de llegar al equilibrio, y una de ellas es el tratamiento con Flores de Bach, de la mano de un experto (educador, veterinario o terapeuta experimentado).

Habrás oído hablar de las Flores de Bach, pero ¿qué son? ¿Son útiles para la especie canina?
Las Flores de Bach, son remedios líquidos (esencias florales) que se utilizan para aliviar los estados emocionales negativos de cualquier ser vivo. No son fármacos, son remedios naturales, sin efectos secundarios, ampliamente utilizados.

En nuestro día a día en el curso de Flores de Bach vemos como cada vez más médicos, veterinarios, enfermeras, psicólogos, terapeutas, educadores caninos, ATV, peluquer@s canin@s,…utilizan estos remedios como herramienta complementaria en su práctica diaria para ayudar a enfermos y a seres con estados emocionales alterados (ansiedad, hiperactividad, miedo, desbordamiento…).

El sistema floral del Dr. Edward Bach constituido por 38 remedios vibracionales (ver tabla), es un método simple y eficaz en cualquier especie, si se utiliza aprendiendo bien sus indicaciones y posología.

Cada una de las 38 Flores de Bach se encarga de aliviar un estado emocional o problema comportamental. En el tratamiento floral, elegimos unas pocas y las mezclamos entre ellas según necesite cada animal. Las elegiremos con criterio, según el problema a tratar (físico, emocional, mental) y según la emocionalidad/perronalidad del animal y las circunstancias en que vive.

Flores de bach para perros

Pero además, las Flores de Bach ayudan al cuerpo de tu compañero canino: vivir mejor con el dolor de la artrosis, o disminuir el prurito en las alergias es posible, pues al tratar el problema emocional relacionado con el dolor (“no me muevo tan bien como antes”, frustración, impotencia, decaimiento…) o con el prurito (“¡pica, pica, pica!”, ansiedad, nerviosismo, irritabilidad…), por ejemplo, mejora la calidad de vida del animal, por psiconeuroinmunoendocrinología (esta palabra tan larga que aquí lees, en lenguaje de la calle se puede traducir por “me siento mejor, por lo tanto mi organismo responde mejor”) puede lidiar mejor con el síntoma que está viviendo.

Como las Flores de Bach son compatibles con cualquier tratamiento veterinario que esté recibiendo (gracias a esta relación del tratamiento floral con la disminución de estrés emocional por el síntoma) veremos mejora incluso cuando parecía que el tratamiento veterinario ya había llegado a su límite.

¿Vemos un ejemplo? Floc y sus miedos:
Hay múltiples ejemplos, pues como has visto las aplicaciones de las esencias florales son tanto en problemas de convivencia, como emocionales, como físicos. Hemos elegido este caso porque ilustra lo más frecuente: el uso de esta terapia ante los miedos.

Floc es un perro que vive con Anna desde pequeñito (Anna lo acogió cuando iba a ser abandonado).

Cuando ya tenía 1 año y medio, una noche los vecinos hicieron una fiesta y tiraron petardos en la terraza, el susto que se llevó Floc fue tan grande que les costó muchísimo calmarlo y pasaron días hasta que consiguieron que volviera a salir a la terraza.

A raíz de ese día empezó a tener miedo de cualquier ruido que oía, de las tormentas, de todo. En el veterinario les comentaron que había sufrido un trauma y que debían tener paciencia con él y que poco a poco se le iría pasando.

Pero no se le pasaba ni el miedo a los ruidos ni al coche.

Floc con 5 años

Además Floc tenía pánico al coche, y probaron todo lo que les indicaron: viajes cortos a sitios donde a él le gusta ir, pastillas naturales para calmar la ansiedad, sprays, collares, etc., pero ninguno dio resultado.

Entonces fue cuando dieron con las Flores de Bach. Anna se lanzó de cabeza a aprender a utilizarlas para ir dándole las esencias necesarias en cada etapa de la mejoría de Floc, y hoy día Floc es un estupendo viajero que además tolera los ruidos de las festividades.

Ojalá todos los perros pudieran decir lo mismo que él, ¿no?

Para no alargar más este artículo (¡no puedo parar de hablar cuando me preguntan acerca de las Flores de Bach!), aquí puedes leer todo el caso de Floc, paso a paso, narrado por Anna, su compañera humana, ahora experta en Flores de Bach para Animales.

Espero que este pequeño paseo por las Flores de Bach para perros te haya inspirado a conocerlas un poco mejor. Si es así te espero en Vida Natural Animal.

Merce i Klim

¡Gracias por vivir cada día de forma más natural y holística en tu familia humano canina!

Mercè Giménez Genovès
Veterinaria natural. Profesora de Flores de Bach para Animales en Vida Natural Animal
logonuevaweb

Montcau y cueva Simanya

Os dejamos la ruta benéfica que hemos hecho en grupo.
Nos decidimos por esta zona dónde no se permite la caza. Subimos al Montcau y fuimos a visitar las bonitas cuevas de Simanya.
Clica para ver track en wikiloc.

Cómo llegar:
Llegamos al Centre d’Informació del Coll d’Estenalles por la BV-1221, la misma carretera que nos lleva a Mura. El parking queda justo en frente del edificio del centro de información, te recomendamos ir temprano ya que a media mañana se llena.

Una vez allí
Para esta ruta hemos de cruzar la carretera por el paso de cebra hasta el punto de información, aunque los coches aminoran por esta zona, ves con mucho cuidado.
El camino comienza por la parte de atrás del edificio, dónde verás unas escaleras de piedra. Al llegar arriba, sigue el sendero por la izquierda hasta la pista asfaltada, la cual seguiremos hacia la derecha, en ascenso.
Cuando lleves unos 300 metros por esta pista, después de una zona con unas bonitas vistas, verás que a mano izquierda hay una señal que indica el inicio de la subida al Montcau.
Por esta zona el camino no tiene pérdida, de hecho está marcado con unas cuerdas.
Una vez llegues al punto más alto de costará ver que se puede llegar a la cima, sube por dónde te vaya mejor ya que aquí no marca el camino.
Las vistas desde la cima son muy bonitas.

Pues ahora toca bajar. Sigue de nuevo por el camino, hasta llegar al Coll d’Eres. Nosotros no hemos tenido que ayudar a los perros ni en bajada ni en subida, pero puede que alguno necesite empujón en algún punto.

Seguimos desde Coll d’Eres bajando por las escaleras de mano izquierda.
El camino desciende unos metros hasta que veas un poste indiciando que, a mano izquierda, se va a Cova de Simanya.
En este camino el camino se estrecha en algún punto, hay quien ha preferido atar cortito a los perros para evitar sustos, pero eso depende de cada perro.
Una vez llegues a la Cova de Simanya Gran, verás un camino muy estrecho que sube e indica que hay 400 m. ¡No te asustes! Los 400 metros son hasta el final. La subida es algo dura para niños y perros, pero con un poco de ayuda se llega bien.
Una vez en la cueva, procura no hacer mucho ruido, al fondo hay murciélagos y no queremos molestarlos.

Deshacemos camino hasta Coll d’Eres, punto desde el que regresamos por el camino que queda frente las escaleras., hasta el Coll d’Estenalles.

Otros Datos de interés:
Dificultad:
moderada. El ascenso hasta Montcau puede ser algo complicado sobre todo si hace sol, y los perros pueden tener dificultad para llegar a la Cueva de Simanya, pero vale la pena el esfuerzo.
Durada: unas 2h30m, dependerá de si te paras más o menos a descansar.
Agua: no hay agua en el camino. De hecho, si ha llovido mucho no te recomendamos ir, ya que hay tramos que pueden convertirse en torrentes y la piedra resbalaría mucho, haciéndola peligrosa.
Gente: depende del día, pero es una zona conocida. Encontrarás más gente en la zona de Simanya y la vuelta, sobre todo a partir de media mañana.
Sombra: depende del tramo, el ascenso al Montcau es de los más soleados junto con la vuelta desde Coll d’Eres, usa protector solar y gorra.
Otros comentarios: si estás por la zona y quieres una ruta algo más “difícil” puedes hacer esta, de mayor dificultad rodeando el Montcau.
dificultad Montcau simanya

¡Ven con nosotros de excursión
&
Descubre todas nuestras rutas!

“Aventura” por Montcau

Hoy nos hemos decidido por una zona muy conocida, ya que no se permite la caza.
Para no hacer el típico camino de subir y bajar el Montcau, hemos complicado un poco la ruta pasando por la parte de atrás.
Si tienes vértigo, la subida te ha cansado, etc. te recomiendo no hacer este tramo final y volver a partir del Coll d’Eres o hacer esta versión más sencilla pasando por las cuevas de Simanya.
Clica para ver track en wikiloc.

Cómo llegar:
Llegamos al Centre d’Informació del Coll d’Estenalles por la BV-1221, la misma carretera que nos lleva a Mura. El parking queda justo en frente del edificio del centro de información, te recomendamos ir temprano ya que a media mañana se llena.

Una vez allí
Para esta ruta hemos de cruzar la carretera por el paso de cebra hasta el punto de información, aunque los coches aminoran por esta zona, ves con mucho cuidado.
El camino comienza por la parte de atrás del edificio, dónde verás unas escaleras de piedra. Al llegar arriba, sigue el sendero por la izquierda hasta la pista asfaltada, la cual seguiremos hacia la derecha, en ascenso.
Cuando lleves unos 300 metros por esta pista, después de una zona con unas bonitas vistas, verás que a mano izquierda hay una señal que indica el inicio de la subida al Montcau.
Por esta zona el camino no tiene pérdida, de hecho está marcado con unas cuerdas.
Una vez llegues al punto más alto de costará ver que se puede llegar a la cima (nuestro track no lo marca porque la persona que estaba grabando la ruta no ha subido).
Las vistas desde la cima son muy bonitas.

Pues ahora toca bajar. Sigue de nuevo por el camino, hasta llegar al Coll d’Eres.
Si estas cansado, no quieres hacer la ruta difícil, vas con niños o perros mayores, puedes volver en este punto por mano derecha o seguir un poco más y dar media vuelta tras la zona de las Cuevas de Simanya.
En nuestro caso seguimos a mano izquierda, por unas escaleras que descienden. Pasarás junto a les Cuevas de Simanya, i has de seguir dirección Font del Llor.

El camino es bastante claro, pero has de estar atento, porque tras una zona de árboles, cuando llegues al Bassal de la Guineu has de dejar el camino para empezar a subir (foto).
Este tramo es algo complicado, aunque Milka no ha tenido problemas para subir (a diferencia de mi), puede que algún perro necesite ayuda.

A partir de aquí es difícil indicarte, has te ir subiendo y verás algunas cuevas durante el trayecto.
Tras el primer ascenso llegarás a una “gran piedra” llamadas Roques de la Coca, sigue le camino que sigue por la derecha, descendiendo un poco (foto con flecha).

Fíjate que vas siguiendo las marcas anaranjadas que hay en árboles y piedras, si durante un trozo no las vieras puede que te hayas pasado el camino, por aquí es un poco de intuición, práctica y fijarte bien.

Siguiendo estas marcas pasarás por zonas más o menos difíciles, en algunas ya verás que hay que ir con cuidado debido, principalmente a los barrancos que hay al lado del camino. Disfruta de las vistas y de las aves y animales que se oyen durante el trayecto.

Cuando ya queda poco para llegar al parking, tendrás que pasar un pequeño tramo por carretera, de unos 150- 200m, procura que los vehículos te vean bien y que tu perro vaya por el lado más alejado de los coches para no tener ningún susto.
Puedes llegar al edificio del Coll d’Estenalles por carretera o entrar por el sendero de mano izquierda que hay antes de la curva, unos metros antes de la señalización de tráfico dónde indica que estas llegando al Coll d’Estenalles.

Otros Datos de interés:
Dificultad:
moderada-difícil. Hemos catalogado esta ruta como “aventura” es decir, de dificultad superior a las que solemos hacer por el tramo que hay a partir del Bassal de la Guineu hasta casi el final: desnivel, tipo de suelo rocoso y con piedras que pueden resbalar, barrancos pronunciados, etc. Pero no te asustes, es asequible si estás acostumbrado al senderismo.
Durada: unas 3h30m, dependerá de si te paras más o menos a descansar.
Agua: no hay agua en el camino. De hecho, si ha llovido mucho no te recomendamos ir, ya que hay tramos que pueden convertirse en torrentes y la piedra resbalaría mucho, haciéndola peligrosa.
Gente: el primer tramo, hasta Coll d’Eres es el más transitado, sobre todo a partir de media mañana, el resto del camino no suele hacerlo casi nadie debido a su dificultad.
Sombra: depende del tramo, el ascenso al Montcau es de los más soleados, usa protector solar y gorra.
Otros comentarios: como ya te he comentado, esta ruta te puede costar en caso de vértigo aunque no tengas problemas para ascender (es lo que a mí me ha pasado), mucho cuidado de no forzar a los perros y de que no se vuelvan demasiado cabras en las zonas de barrancos pronunciados.
Ya sabes que prefiero pasarme de cauta y decirte que la ruta es más difícil de lo que luego la verás, así evitamos sustos. De todos modos, si no lo ves claro, puedes hacer esta versión más sencilla que hemos hecho en grupo pasando por las cuevas de Simanya después de la subida al Montcau.
general con todos los dibujos

¡Ven con nosotros de excursión
&
Descubre todas nuestras rutas!

Escapada Exprés a Llavorsí

En esta ocasión nos hemos decidido por una escapa exprés a Llavorsí, Pallars Sobirà, en el Pirineo de Lleida.
Esta zona ofrece muchas opciones de actividades durante todo el año, pero muchas de ellas no son aptas para ir con perros, de modo que nos hemos decidido por paseos y rutas.

En nuestro caso ha sido un viaje algo… accidentado, de modo que no hemos podido hacer ni la mitad de lo que teníamos previsto hacer, así que durante el texto te explico lo que “nos ha quedado en el tintero” por si quieres hacerlo.

Viaje de ida:
Recuerda cumplir siempre la normativa para ir en coche con mascotas, y escoger el sistema más adecuado y seguro para tu acompañante.

Para el camino de ida nos levantamos temprano, ya que la idea era parar en distintas poblaciones de camino. Finalmente no pudimos hacer estas paradas por un reventón en la rueda que nos dejó varias horas esperando grúa y cambio de rueda, y las dejamos para el viaje de vuelta. De modo que solo paramos en el pueblo de Isona para desayunar.

Muy cerca de este pueblo están los Yacimientos paleontológicos de La Posa y de las pisadas de dinosaurios d’Orcau 2. Puedes ir a visitarlos (foto con mapa orientativo de localizaciones):
– Al yacimiento de La Posa se llega a través de la carretera L-511 dirección Abella de la Conca. Aquí podrás ver marcas dejadas por unos peces (parientes de las mantas y tiburones) durante el Cretacico, cuando esta zona era un mar.
– La entrada al camino que va al yacimiento de Orcau 2 está justo al inicio del camino al Castillo del pueblo de Orcau. Se trata de un yaciminto con pisadas de Titanosaurio, un gran dinosaurio que paseó por allí hace unos 70 millones de años.

Por desgracia nosotros solo hemos podido ir a ver las pisadas de dinosaurio antes de tener que rehacer planes. Pero puedes ir a ambas y subir al castillo de l’Orcau.

Ya estamos en Llavorsí
Una vez solucionado el problema con el coche ya casi no nos queda día, de modo que nos remojamos los pies en el rio Cardós delante del Camping Riberies, y damos un paseo por el pueblo.

Obviamente, puedes pasear sin rumbo, buscando rincones, aunque te dejamos el track que hemos hecho callejeado.
En nuestro camino hemos encontrado una estatua de un perro al lado de la carretera casi al final del pueblo, no hemos sabido descubrir la historia de este pequeñín, pero nos gusta encontrar estatuas caninas en nuestras escapadas.
Algunos de los puntos más bonitos de este pueblo son la iglesia, las callecitas estrechas con encanto, y el paseo por al lado del Noguera Pallaresa.
Para llegar a este paseo que va al lado del rio, hemos seguido la carretera (dirección Sort, para entendernos), y hemos pasado por el túnel hasta llegar a la entrada al Yeti Emotions. Por esta zona vigila ya que es una carretera y pasan coches.
Una vez entramos al parking de este centro de actividades, el camino sigue paralelo al rio pasando por un par de miradores hasta llegar de nuevo al pueblo.

Domingo
Después de jugar un poco en el rio a la altura del camping, decidimos ir a Tírvia dando un paso.
Esta ruta va paralela al rio Cardós casi todo el camino. Puedes ver la ruta completa en la entrada “Llavorsí a Tírvia“.
Nos ha hecho bastante calor por el camino, de modo que decidimos tomarlo con calma y volver tras dar una vuelta por el pueblo.

Nuestra mala suerte sigue y, mientras estamos remojando los pies en el rio, vemos como se acerca una tormenta. Nos apresuramos a llegar bajo techo y poco después empieza a granizar, lo que nos deja “encerrados” hasta la noche. La idea era hacer una ruta “cañera” durante el mediodía-tarde, que está señalizada como Itinerari de Biusse. Se trata de una ruta por el bosque de Biuse, de unos 15 km, y 1000m de desnivel. Calcula bien el tiempo de ruta (algo menos de 6h) para que no te pille la noche, y no la hagas en pleno verano ni en invierno.
No puedo indicarte la dificultad ya que nos hemos quedado con las ganas, pero según dicen y por el desnivel, es difícil.
Otra opción muy distinta es el paseo hasta el Castell de Gilareny de una hora y algo, también señalizado y clasificado como ruta sin dificultad.

Viaje de vuelta:
Como ya tenemos la rueda reparada, haremos algunas de las paradas del camino que quedaron pendientes a la ida.
La primera parada es Sort. Damos una vuelta para ver lo que queda del antiguo castillo, la iglesia y plaza mayor, y desayunar alguna cosa en una terraza agradable.

Seguimos el camino hasta un área de picnic llamado Font de la Figuereta. No paramos para comer sino porque esta zona está rodeada de unas paredes de montaña dónde viven gran cantidad de rapaces. Hemos parado a mirarlos con los prismáticos. Recuerda que estas al lado de la carretera, mucho cuidado.

La siguiente parada la hacemos en Tremp. Vamos expresamente a un local que nos han recomendado y, aunque ya hemos desayunado, vamos a tomar alguna cosa. Este local es vegano y admite perros, se llama Berraco y está en la Plaça de la Creu, muy cerca de la Iglésia Santa Maria de Valldeflors.

La última parada es por necesidad: ¡hora de comer!
Podríamos haber llegado a casa para la hora de comer, pero queremos alargar un poco más la escapara y paramos en Ponts para comer. Hay algunas terrazas de restaurantes y bares, y hemos dado un pequeño paseo por el pueblo.

Otras consideraciones:
– Algunas zonas de rio pueden tener fuertes corrientes, ves con cuidado. Esto es aplicable, no solo si vas con perros, sino también si vas con niños o, incluso, para ti mismo.
– Nuestro viaje ha sido accidentado, de modo que a ti te dará tiempo a ver más cosas si vas los mismo días que nosotros.
– Aunque hemos estado dos noches, es posible comprimir todo en un fin de semana y una sola noche, sobre todo si no paras para el viaje de vuelta.
– Obviamente todo lo explicado es orientativo y tal cómo nosotros lo hemos vivido, si vas en otra época del año puede que las rutas, caminos, paseos… sean distintos.

¡Esperamos que te haya gustado esta entrada al blog, si quieres hacer un escapada de fin de semana con nosotros, puedes inscribirte al próximo fin de semana perruno en grupo!

Llavorsí a Tírvia

Hoy nos vamos un poquito más lejos, concretamente al Pallars Sobirà, en el Pirineo de Lleida. Por esta zona tienes preciosas rutas perfectas para cualquier época del año.
Clica para ver el track en wikiloc.

Cómo llegar:
Nuestra ruta comienza en la población de Llavorsí, al que llegamos por la C-13. Hay diferentes zonas donde aparcar en este pueblo, nosotros salimos del Camping Riberies.
Puedes hacer un paseo por las calles de Llavorsí antes de comenzar el camino a Tírvia.

Una vez allí
La mayor parte del camino va paralela al rio Cardós, afluente del Noguera Pallaresa.
Salimos del Camping Riberies. Ya aquí podrás ver una entrada al rio que permite que te puedas remojar. Ves con cuidado si hay corriente, si hay mucha agua puede arrastrar a tu amigo, mejor evitar sustos tomando precauciones.
Por este camino pasarás por delante del Hotel Riberies, desde este punto puedes encontrar turistas dando paseos a caballo, hasta unos metros más allá dónde verás una señal te indica que ya no se puede pasar con caballos ni motos.

Pasadas las casas, hay otra entrada al rio que permite que te metas al agua, recuerda tomar precauciones en caso de que haya corrientes.

Cuando llegues al puente para cruzar el rio, el camino continúa por mano izquierda, bordeando un prado.
Una vez dejas atrás esta zona de hierba, puedes atajar o seguir el camino. Nosotros vamos a atajar por senderos, pero puedes seguir la pista si lo prefieres.
Para tomar el atajo, cuando llegues a la bifurcación en que a mano izquierda sigue el camino por el que venimos y a derecha hay otro más descuidado con algo más de piedras, vamos a ir por la derecha subiendo hasta cruzarnos de nuevo con el camino.
El atajo sigue recto, subiendo por el sendero que hay delante de ti al cruzarte con el camino, siempre ascendiendo hasta llegar a la falda del pueblo.
Ahora empieza el mayor desnivel del camino. En nuestro caso hace un sol de justicia y hemos pasado calor, pero si la temperatura es moderada, no es un ascenso especialmente difícil.

Una vez llegues al pueblo puedes dar una vuelta o tomar algo en una terraza (dentro de un local no te van a dejar entrar con perro…)
La vuelta es deshaciendo camino, en este caso puedes ir por el camino normal para variar o bien tomar el mismo atajo de bajada.

Otros Datos de interés:
Dificultad:
baja- moderada. Es una ruta sencilla, la única “dificultad” está en la subida final hasta el pueblo que, si te pilla con mucho sol, se hace cansada.
Durada: unas dos horas y media ir y volver.
Agua: la mayor parte del camino vas paralelo al rio, pero solo tienes acceso a él en algunos puntos, coge agua para beber.
Gente: no hemos encontrado a nadie, pero dependerá del día y hora en que hagas esta ruta.
Sombra: exceptuando el ascenso final, hay sombra.
Otros comentarios: recuerda que es estas zonas la corriente de agua puede jugar malas pasadas, extrema precauciones y nunca dejes en el agua perros ni niños sin vigilancia ni en zonas profundas.
Esta ruta forma parte de la entrada de escapadas de fin de semana “Escapada Exprés a Llavorsí“.

dificultad

¡Ven con nosotros de excursión
&
Descubre todas nuestras rutas!

Salt del Molí, Vidrà

Hoy visitamos Vidrà, una población de Osona, muy cercana a las comarcas de Ripollès y Garrotxa.
Este bonito pueblo está rodeado de bosques y montañas dónde disfrutarás al máximo de la naturaleza.

Clica para ver el track en wikiloc.

Cómo llegar:
Nuestra ruta comienza en el aparcamiento que hay frente a la “Casa de la Vila” de Vidrà a la que llegamos por la GIP-5227, dejando atrás Santa Maria de Besora.
En caso de no encontrar sitio justo frente al ayuntamiento, puedes aparcar dentro del pueblo, delante del Hostal Escarra, por ejemplo.
Como siempre, te recomendamos ir temprano para no encontrar mucha gente.

Una vez allí
Nuestro camino comienza siguiendo la Carretera de Ciuret, dónde pasaras por delante de un parque infantil y una pequeña zona de picnic. De momento lleva a los perros atados ya que estás en área urbana y pasan vehículos.
Tras pasar una zona deportiva, verás un aserradero que queda a mano derecha. De este punto sale un camino indicado como “Salt del Molí” que vamos a seguir. Ojo, hay granjas con vacas, de modo que no sueltes aún a tu perro para evitar que vaya directo hacia ellas.

Pasado el tramo dónde están las vacas ya no hay más “peligros”. Seguimos el camino hacia el salto hasta pasar el depósito de agua. Verás una bifurcación dónde hay un poste de cables luz, aquí cogemos el camino de la derecha.
Este tramo no tiene apenas sombra, tenlo en cuenta para coger gorra y protector solar antes de salir de casa, sobre todo si vas en verano.
Por esta zona, a los que tengáis buena vista y os guste la geología, veréis que es muy sencillo encontrar fósiles de pechinas en la roca.

Aunque hay algún sendero que nace a los laterales, nosotros vamos a seguir el camino principal de momento, hasta llegar a un poste vertical que indica “Salt del Molí“. Aquí sí tomamos el sendero, dejando atrás el camino principal.

Llegarás al Salt del Molí por este caminito con algo de desnivel. Ya se oye el sonido del agua desde casi el principio del sendero, lo que hace que algunos perros se emocionen y los pierdas de vista. Aunque no hemos encontrado a nadie en el camino, en este lugar si suele haber gente disfrutando del salto e, incluso, tomando un baño.
Si el propio salto está muy lleno, el rio ofrece otros puntos para remojarse tanto en esta zona cómo más adelante en nuestro camino.

La ruta sigue al otro lado del salto, pasando por delante del Molí del Salt, indicado con marcas amarillas y blancas. En el camino de subida verás que hay una bifurcación que te permite seguir por la izquierda o por la derecha. Puedes ir por ambos caminos ya que confluyen al mismo punto. En nuestro caso vamos por el de la derecha ya que el otro camino te llevará pasando por la parte superior del salto, lo cual es algo peligroso si tu perro se emociona con el agua: puede resbalar y no queremos que caiga por el salto de agua.
En caso de tenerlo todo bajo control, también puedes llegar a este punto por el camino de la derecha: pasados unos metros de subida, verás un sendero que baja a tu izquierda, si lo sigues unos metros, llegarás a esta zona de la parte superior del salto. Sobre todo, cuidado que tu perro no se acerque a la zona del salto para evitar sustos.

Una vez pasada este tramo, la siguiente bifurcación la cogeremos a la izquierda. Para que reconozcas a qué bifurcación nos referimos, fíjate que tiene una indicación de madera dónde dice que volviendo para atrás vas al Molí del Salt.

Llegarás a un bonito puente de piedra que cruzaremos. Si bajas al rio en este punto, puedes remojarte de nuevo en esta zona menos transitada.

Volviendo al camino que va junto al rio, llega un punto en el que hay que cruzar al agua para continuar. El recorrido sigue por la derecha pasando junto a las ruinas del Molí Nou, siguiendo las marcas amarillas. Cuando llegues a un prado abierto tienes dos opciones: cruzar recto o seguir por el camino que lo bordea por la derecha. Si vas campo a través es más recto, pero no hay sombra; si vas por el camino no has de coger ningún desvío, manteniéndote a la izquierda en las dos bifurcaciones que encuentres.

Cuando llegues al final del prado verás a una pista dónde pueden pasar coches. Iremos ahora a la izquierda siguiendo esta pista. Aunque es una zona de paso de vehículos nosotros no nos hemos cruzado con ninguno, pero si hemos visto un par aparcados. Extrema precauciones siempre que estés en una zona donde puedan transitar coches.
En estas zona no hay mucha sombra, cuidado sobre todo con las almohadillas de nuestros mejores amigos en verano.

Dejaremos la pista cuando encontremos un sendero a mano izquierda indicado con un poste vertical de madera que indica Camí de la Vila Vella, en dirección Vidrà.

Por este camino verás una pequeña puerta metálica a mano izquierda que has de cruzar. Tal como indica la señal, deja cerradas las puertas de la propiedad una vez la hayas cruzado.
En la siguiente bifurcación tras la finca, hemos seguido por la izquierda subiendo (aunque creo que ambos caminos confluyen más adelante).
No estás lejos de Vidrà, de modo que has de estar atento para atar a tu perro si va suelto, ya que en la población puedes volver a cruzarte con vehículos. Sabrás que estas cerca cuando veas el aserradero.
Una vez estés en zona urbana, sigue por la calle que queda en frente de la salida del sendero para llegar a la zona dónde has aparcado.

Otros Datos de interés:
Dificultad:
Baja con algún tramo de dificultad media. La ruta es de unos 6km, en gran parte del recorrido es llana, pero para bajar y subir del salto de agua hay desnivel por un sendero algo más estrecho.
Durada: Todo depende del rato que vayas parando en cada zona de agua. Sin contar estas paradas se puede hacer en 1h30m. Nosotros hemos estado unas 3h ya que hemos parado a jugar en el agua en varios tramos.
Agua: Aunque hay tramos sin agua, en gran parte del recorrido vas paralelo a la Riera, de modo que tienes acceso al agua y te puedes remojar con tu mejor amigo de cuatro patas. Pero no hay agua potable para beber, mejor llévala de casa. Hay un par de tramos en los que has de cruzar el rio, usa calzado adecuado.
Gente: Depende del día, la hora,… te recomendamos ir temprano. Hemos de añadir que principalmente hemos visto familias con perros, sobre todo en la parte final del camino y el la zona del salto de agua.
Sombra: te recomiendo gorra y protector solar ya que hay tramos al inicio y al final de la ruta dónde toca el sol.
Otros comentarios: ya que estás por la zona, puedes visitar otras rutas cómo La Fageda de Grevolosa, La Foradada de Cantonigrós o Sant Bartomeu Sesgorgues.

dibujo dificultad

¡Ven con nosotros de excursión
&
Descubre todas nuestras rutas!