Salt del Molí, Vidrà

Hoy visitamos Vidrà, una población de Osona, muy cercana a las comarcas de Ripollès y Garrotxa.
Este bonito pueblo está rodeado de bosques y montañas dónde disfrutarás al máximo de la naturaleza.

Clica para ver el track en wikiloc.

Cómo llegar:
Nuestra ruta comienza en el aparcamiento que hay frente a la “Casa de la Vila” de Vidrà a la que llegamos por la GIP-5227, dejando atrás Santa Maria de Besora.
En caso de no encontrar sitio justo frente al ayuntamiento, puedes aparcar dentro del pueblo, delante del Hostal Escarra, por ejemplo.
Como siempre, te recomendamos ir temprano para no encontrar mucha gente.

Una vez allí
Nuestro camino comienza siguiendo la Carretera de Ciuret, dónde pasaras por delante de un parque infantil y una pequeña zona de picnic. De momento lleva a los perros atados ya que estás en área urbana y pasan vehículos.
Tras pasar una zona deportiva, verás un aserradero que queda a mano derecha. De este punto sale un camino indicado como “Salt del Molí” que vamos a seguir. Ojo, hay granjas con vacas, de modo que no sueltes aún a tu perro para evitar que vaya directo hacia ellas.

Pasado el tramo dónde están las vacas ya no hay más “peligros”. Seguimos el camino hacia el salto hasta pasar el depósito de agua. Verás una bifurcación dónde hay un poste de cables luz, aquí cogemos el camino de la derecha.
Este tramo no tiene apenas sombra, tenlo en cuenta para coger gorra y protector solar antes de salir de casa, sobre todo si vas en verano.
Por esta zona, a los que tengáis buena vista y os guste la geología, veréis que es muy sencillo encontrar fósiles de pechinas en la roca.

Aunque hay algún sendero que nace a los laterales, nosotros vamos a seguir el camino principal de momento, hasta llegar a un poste vertical que indica “Salt del Molí“. Aquí sí tomamos el sendero, dejando atrás el camino principal.

Llegarás al Salt del Molí por este caminito con algo de desnivel. Ya se oye el sonido del agua desde casi el principio del sendero, lo que hace que algunos perros se emocionen y los pierdas de vista. Aunque no hemos encontrado a nadie en el camino, en este lugar si suele haber gente disfrutando del salto e, incluso, tomando un baño.
Si el propio salto está muy lleno, el rio ofrece otros puntos para remojarse tanto en esta zona cómo más adelante en nuestro camino.

La ruta sigue al otro lado del salto, pasando por delante del Molí del Salt, indicado con marcas amarillas y blancas. En el camino de subida verás que hay una bifurcación que te permite seguir por la izquierda o por la derecha. Puedes ir por ambos caminos ya que confluyen al mismo punto. En nuestro caso vamos por el de la derecha ya que el otro camino te llevará pasando por la parte superior del salto, lo cual es algo peligroso si tu perro se emociona con el agua: puede resbalar y no queremos que caiga por el salto de agua.
En caso de tenerlo todo bajo control, también puedes llegar a este punto por el camino de la derecha: pasados unos metros de subida, verás un sendero que baja a tu izquierda, si lo sigues unos metros, llegarás a esta zona de la parte superior del salto. Sobre todo, cuidado que tu perro no se acerque a la zona del salto para evitar sustos.

Una vez pasada este tramo, la siguiente bifurcación la cogeremos a la izquierda. Para que reconozcas a qué bifurcación nos referimos, fíjate que tiene una indicación de madera dónde dice que volviendo para atrás vas al Molí del Salt.

Llegarás a un bonito puente de piedra que cruzaremos. Si bajas al rio en este punto, puedes remojarte de nuevo en esta zona menos transitada.

Volviendo al camino que va junto al rio, llega un punto en el que hay que cruzar al agua para continuar. El recorrido sigue por la derecha pasando junto a las ruinas del Molí Nou, siguiendo las marcas amarillas. Cuando llegues a un prado abierto tienes dos opciones: cruzar recto o seguir por el camino que lo bordea por la derecha. Si vas campo a través es más recto, pero no hay sombra; si vas por el camino no has de coger ningún desvío, manteniéndote a la izquierda en las dos bifurcaciones que encuentres.

Cuando llegues al final del prado verás a una pista dónde pueden pasar coches. Iremos ahora a la izquierda siguiendo esta pista. Aunque es una zona de paso de vehículos nosotros no nos hemos cruzado con ninguno, pero si hemos visto un par aparcados. Extrema precauciones siempre que estés en una zona donde puedan transitar coches.
En estas zona no hay mucha sombra, cuidado sobre todo con las almohadillas de nuestros mejores amigos en verano.

Dejaremos la pista cuando encontremos un sendero a mano izquierda indicado con un poste vertical de madera que indica Camí de la Vila Vella, en dirección Vidrà.

Por este camino verás una pequeña puerta metálica a mano izquierda que has de cruzar. Tal como indica la señal, deja cerradas las puertas de la propiedad una vez la hayas cruzado.
En la siguiente bifurcación tras la finca, hemos seguido por la izquierda subiendo (aunque creo que ambos caminos confluyen más adelante).
No estás lejos de Vidrà, de modo que has de estar atento para atar a tu perro si va suelto, ya que en la población puedes volver a cruzarte con vehículos. Sabrás que estas cerca cuando veas el aserradero.
Una vez estés en zona urbana, sigue por la calle que queda en frente de la salida del sendero para llegar a la zona dónde has aparcado.

Otros Datos de interés:
Dificultad:
Baja con algún tramo de dificultad media. La ruta es de unos 6km, en gran parte del recorrido es llana, pero para bajar y subir del salto de agua hay desnivel por un sendero algo más estrecho.
Durada: Todo depende del rato que vayas parando en cada zona de agua. Sin contar estas paradas se puede hacer en 1h30m. Nosotros hemos estado unas 3h ya que hemos parado a jugar en el agua en varios tramos.
Agua: Aunque hay tramos sin agua, en gran parte del recorrido vas paralelo a la Riera, de modo que tienes acceso al agua y te puedes remojar con tu mejor amigo de cuatro patas. Pero no hay agua potable para beber, mejor llévala de casa. Hay un par de tramos en los que has de cruzar el rio, usa calzado adecuado.
Gente: Depende del día, la hora,… te recomendamos ir temprano. Hemos de añadir que principalmente hemos visto familias con perros, sobre todo en la parte final del camino y el la zona del salto de agua.
Sombra: te recomiendo gorra y protector solar ya que hay tramos al inicio y al final de la ruta dónde toca el sol.
Otros comentarios: ya que estás por la zona, puedes visitar otras rutas cómo La Fageda de Grevolosa, La Foradada de Cantonigrós o Sant Bartomeu Sesgorgues.

dibujo dificultad

¡Ven con nosotros de excursión
&
Descubre todas nuestras rutas!

4 respuestas a “Salt del Molí, Vidrà

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s