“Aventura” por Sant Bartomeu Sesgorgues

La ruta que os traemos hoy es una pequeña “aventura” pensada para los más valientes de la manada.
Esta bonita zona tiene rincones ocultos muy poco conocidos y con mucho encanto para aquellos que tengan más práctica en el senderismo y se acompañen de perros con buen estado físico.
Hay un tramo con cierta dificultad, en el que recomendamos arnés para perros grandes y mochila para los pequeños, tendrás que cargar con ellos para subir tras la zona del salto de agua.
El lado bueno es que, al ser una zona poco visitada, hemos disfrutado de una flora y fauna preciosa en total tranquilidad.
mapa.jpg
Cómo llegar
:
Pasando de largo la población de Vic, llegamos a la zona de la ermita de Sant Bartomeu Sesgorgues por la BV-5207. En esta zona hay mucho espacio para aparcar.
Si quieres pasar el día por la zona, te recomendamos que mires la ruta de La Foradada, en Cantonigròs.
Hay algo de curvas para llegar a la zona.

Una vez allí:
Hemos aparcado al lado de la ermita, desde dónde hay unas preciosas vistas. Por el prado tras la ermita comienza nuestro camino, verás un poste vertical que indica distintas direcciones, para esta ruta vamos a coger el sendero para ir hacia abajo. Aquí comienza nuestro descenso, el desnivel es más o menos importante según el punto.

Durante el descenso llegarás a una casa con zona para barbacoa, baño exterior con llave, etc. El camino sigue dejándola atrás y está indicado con una señal de madera dónde dice “Sentfores, riera de les gorgues, barra de ferro”.
Por este camino llegarás a un “rincón con encanto” que tiene agua todo el año (hemos venido en mitad de agosto y, aunque baja mucha menos agua, sigue habiendo zonas para remojarse).

Seguimos paralelos al rio hacia mano izquierda. Hemos ido avanzando por el lado derecho o el izquierdo según el tramo, de manera que vas a mojarte los zapatos pasando sobre el agua.
No muy lejos hay un imponente salto de agua, la Barra de Ferro, de casi 80m de altura. En verano cae muy poca, lo verás más espectacular en otras épocas del año.
Unos metros tras el salto, nuestro camino sigue a mano derecha, la indicación es una piedra marcada con color verde, y una señal que indica “Barra de Ferro, l’ Esquirol” marcada con amarillo. Prepárate para subir lo que has bajado.

Este tramo es el más difícil para ir con perros. Te explicamos cómo lo hemos hecho nosotros: Milka pesa unos 26-28 kg., con un arnés de cuerpo entero bien sujeto, David la ha cogido en brazos mientras yo sujetaba la correa desde arriba para tenerla asegurada. Para perros pequeños puedes meterlo en una mochila y pasar este tramo cargándolo en ella. Parece muy complicado pero son solo unos pocos metros. Lo más peligroso es si tu perro se asusta e intenta volver, por eso has de tenerlo bien sujeto.
Al llegar arriba del todo, ves con cuidado, te recomiendo que mantengas atado a tu perro, ya que el desnivel es de unos 80 metros y no hay barras ni vallas de protección.

 

Seguimos nuestro camino de ascenso a mano derecha. Cuando llegues a una señal vertical que indica “l’Esquitol” por la derecha o bien recto, en nuestro caso seguimos por la derecha, hacía abajo.

Bajando unas escaleritas llegaras al rio que has de cruzar por unas piedras colocadas especialmente para ello.

Tras pasar por una zona sobre piedra rasa (sin tierra), hay un momento en que sale un camino a mano izquierda, hasta llegar a una valla de madera (si sigues recto el sendero acaba en pared). A partir de aquí seguimos a mano derecha por el camino que veremos.
Llegas a un poste que indica que puedes ir recto o por la derecha. Nosotros vamos por la derecha.

Cuando llegues a la señal vertical que te da tres opciones de camino, que indica “El Vilar Pista”. Puedes seguir recto o coger el sendero de la derecha. Nosotros vamos por este último, que indica “corriol, creuar riera,…” bajando por la derecha para acortar camino. Si vas recto la ruta es también muy bonita pero bastante más larga.

Por este camino hemos hecho unos 500 metros de descenso -más suave que las que hemos hecho hasta ahora-, y llegamos a un gorg que desemboca en otro a través de una pequeña cascada. Nosotros estamos en el superior, desde dónde se ven los pececitos comiendo más abajo.
Nuestro camino sigue al otro lado del agua, hasta llegar a una bifurcación. El camino que llega de mano izquierda es el que antes hemos preferido no hacer por falta de tiempo. Así que avanzamos dirección Sant Bartomeu-Font del Vilar.

El sendero hasta la fuente puede tener algunas ramas, pero es accesible.
Pocos metros tras pasar la fuente, llegamos a la pista forestal asfaltada que nos llevará al parking a mano derecha.
No hemos visto pasar ningún vehículo, pero al ser una zona de paso de coches, mejor prevenir y atar a nuestros perros.

Otros Datos de interés:
Dificultad:
media-alta para humanos, alta para perros.
Durada: unas 2h 30m, pese a que hay unos 4-5km de ruta.
Ciclistas: no hemos encontrado ninguno, aunque hay algunas señales en el tramo final que indican que pueden pasar de vez en cuando.
Agua: vas paralelo a la riera durante gran parte del camino, la hemos realizado a finales de agosto y hay menos agua de la que nos habría gustado, pero aún así la había._S891091.jpg
Gente: no hemos encontrado a nadie. Al ser una ruta “complicada” en el primer tramo no encontrarás a nadie, en el segundo puede que haya alguien (aunque nosotros no nos hemos cruzado con nadie).
Sombra: casi todo el camino es sombrío. El tramo final por pista forestal y algún otro tramo puntual, no tienen tanta sombra.
Otras consideraciones:
Cuidado en otoño, las hojas caídas pueden provocar resbalones, sobre todo en el primer descenso.
Recuerda ir bien preparado, en algún tramo puede que te mojes los zapatos.
Podrás ver multitud de especies de aves, rastros de mamíferos, etc. ¡disfruta del camino!

dificultad dibujos

¡Ven con nosotros de excursión
&
Descubre todas nuestras rutas!

Riells del Montseny

Gorgs de Riells del Montseny
Se acerca el buen tiempo y, con él, nuestras ganas de rutas con agua. Hoy os traemos una ruta muy bonita y sin pinos (ideal para esta época), pero con cierta dificultad, ya que a mitad de la ruta hay un tramo en el que hay que subir algunas rocas y el camino aparece y desaparece a lado y lado del rio. No la recomendamos para personas o perros que no tengan cierta habilidad y costumbre de subir zonas con pendientes.
Pero no te preocupes, si esta ruta no se ajusta a tus gustos, te dejamos esta otra opción de ruta “más sencilla” por la misma zona… ¡que te va a encantar!: Riells del Montseny, camino de Santa Fe

Cómo llegar:mapa
A través de la carretera GIV-5521, pasado Breda, llegamos a la población de Riells del Montseny. Nuestra ruta comienza en la Abaía de Sant Martí de Riells, frente a la cual hemos aparcado.

 

Una vez allí:
Cogeremos el camino de Riells a Santa Fe. Se trata de una pista de tierra que sale justo frente Sant Martí de Riells.
El camino indica que vas dirección “GR-83, Canigó”, pero no vamos a seguir estas señales más que al principio de la ruta:
En la primera bifurcación sigue recto dirección el “Canigó”, pero cuando veas que las señales de esta GR-83 te indican a la derecha, tu sigue recto por la pista de tierra que venias.Pocos metros después de esta última bifurcación ya vas a encontrar la Riera de Riells, donde los perros se van a poder remojar desde el primer momento.
Has de cruzar un pequeño puente y partir de aquí vamos a ir paralelos a la riera.

Siguiendo esta riera vas a ver un pequeño puentecito de madera que cruza el rio, vamos a cruzarlo para seguir subiendo riera arriba por el otro lado. Por este camino verás unos castaños centenarios muy bonitos a lado y lado del caminito (según la época del año has de vigilar con las castañas que pueda haber en el suelo).

Por este camino vas a ir encontrando bonitos rincones con gorgs, y pequeñas cascadas. Llegará un punto en el que los árboles cierran bastante el camino hasta llegar a una zona con una “pared vertical” rocosa dónde parece que se acaba el camino.

A la altura de esta “pared vertical” el camino sigue cruzando el rio y subiendo después  por las rocas que hay a este lado del agua.
A partir de aquí el camino aparece y desaparece a lado y lado del rio. Nosotros, al llegar a la zona donde se abre ya el bosquecito y el camino es más claro y sencillo, hemos ascendido hasta la parte superior de este, y después hemos seguido a la derecha.

Volvemos a encontrar la riera, y a seguir paralelos a ella, hasta que hemos encontrado una zona de unión de diferentes riachuelos, con una “cabaña” hecha con palos. En este punto hemos comenzado la vuelta, bajando paralelos a la riera, de nuevo por un caminito que aparece y desaparece a lado y lado del agua.

Cuando llegues al camino de tierra, has de seguirlo. Verás que este se aleja un poco de la riera, ya que está más elevado. En la bifurcación, hemos cogido el camino descendiente de mano derecha para no alargar mucho la ruta (el ascendiente de la izquierda también te lleva al punto de partida pero dando algo más de vuelta).
En este punto hemos visto algún pino, pero ningún nido de procesionaria.

Ya cerca de la riera, el camino sigue a mano derecha o a izquierda. Nosotros vamos a seguir por la derecha, donde hay un pequeño prado donde los perros pueden correr.

Esta zona ya la vas a reconocer porque verás en pequeño puente de madera que nos ha servido para cruzar la riera al inicio de nuestra ruta.

Otros Datos de interés:
Dificultad: Media. La mayor parte de la ruta es sencilla, pero hay un tramo en el que has que “saltar” algunas rocas altas y cruzar el rio varias veces, por eso no lo recomendamos en caso de no tener cierta práctica (ya que los perros pueden tener dificultades para saltar las rocas o cruzar la riera). Si quieres hacer una ruta más sencilla por esta zona, puedes optar por Riells del Montseny camino de Santa Fe.
Durada: Unas 2h30m.
Ciclistas: no hemos visto ninguno, pero no descartamos que por las zonas de camino más amplio puedas cruzarte alguno en días festivos.
Agua: hay agua para remojarse durante casi todo el camino, pero no hay fuentes para beber.
Gente:
solo al final de la ruta nos hemos cruzado con algún vecino, el resto del camino no hemos encontrado a nadie._DSF2754
Sombra: la mayor parte del camino tiene sombra, pero a la vuelta pasarás por algún tramo donde no hay tanta cobertura de árboles.
IMPORTANTE: recuerda coger repelente de mosquitos, y tener al día la pipeta y el collar repelente para tu amigo de cuatro patas, ya que esta ruta tiene bastante agua y vegetación y, según la época del año, puede que haya bastantes mosquitos.

la dificil

¡Ven con nosotros de excursión
&
Descubre todas nuestras rutas!