Galicia (Parte 1)

Aprovechando que tenemos unos días de vacaciones, nos hemos escapado a Galicia (zona de Lugo) para ir a visitar unos familiares. Te contamos dónde hemos ido por si quieres ir a pasar unos días.

Viaje:
En nuestro caso hemos realizado el viaje en coche, aunque es algo cansado así vamos a poder disponer de transporte durante nuestra estancia allí. El camino es muy largo, y hemos de parar cada par de horas para que los peques estiren las piernas. Recuerda que, para que tu perro vaya seguro en el coche, hay una serie de medidas a seguir. Es importante no abrir las puertas del coche en las áreas de servicio sin antes atar a los perros, ya que pueden salir corriendo por “tener una urgencia” y es muy peligroso. Te recomiendo que lleves bocadillos para el trayecto, ya que en las áreas de servicio no te van a dejar entrar con perros.

Nuestro destino es un pueblo llamado Burela, dónde estaremos en casa de unos familiares. No queremos publicitar hoteles ni apartamentos PetFriendly, en la oficina de turismo nos han dicho que hay algunos apartamentos de alquiler dónde admiten mascotas,  además por la zona hay mucha oferta de turismo rural, donde puedes optar por otro tipo de alojamiento muy acogedor.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Día 1
Como llegamos el día anterior por la tarde, ya no lo aprovechamos.
Esta primera mañana nos lo vamos a tomar con calma, de modo que iremos a pasear por “A Marosa”, que es un paseo que hay paralelo a la costa (aunque estamos en agosto, hace viento y fresco cuando no toca el sol).
El paseo tiene unos 9km entre la ida y la vuelta, te recomiendo que ates a tu amigo por la cercanía de la carretera, aunque verás perros del lugar sueltos.

Este paseo nos ha abierto el apetito y hemos parado a tomar algo a una terraza del pueblo.

Al mediodía vamos al puerto, dónde hay un barco museo para visitar, pero desgraciadamente no te van a dejar entrar con perros.

El primer fin de semana de agosto suele hacerse la Feria del Bonito, y en el puerto venden marmitako a 4€, pudiendo comer en unas mesas que hay preparadas*.
Al lado del puerto tienes una playa para ir con perros, aunque en casi todas ellas verás perros en algún momento, solo están permitidos en “Praia do Penoural”, ya que en esta playa está prohibido el baño para humanos por las condiciones del agua (yo tampoco te recomiendo que lo dejes entrar en el agua a menos que luego vayas a darle una buena ducha).
*Si eres vegetariano, como yo, o simplemente no te gusta el pescado, puedes encontrar una tienda con productos bastante variados en el pueblo, delante de la parada de taxis en la Praza do Mariñeiro.

Si quieres remojarte en el mar, te recomiendo que lo hagas por la zona de la Playa de la Marosa, las corrientes de agua son más fuertes pero la calidad del agua es mucho mejor que la de las playas que quedan cerca del puerto.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por la tarde nos dirigimos a Candia, a unos 40 minutos en coche. Allí vamos a dar un paseo por la montanya, en una zona con agua muy bonita. Tienes el track en wikiloc. Pasamos por Fanoi y Bembride, este recorrido está oculto, la entrada queda entre tres pistas forestales: una que sube hacia la izquierda, otra que sube en diagonal, y otra que sigue “recto” por la derecha. Entre estas dos últimas hay un pequeño camino que puede parecer oculto a primera vista, y quizás haya algo de maleza tapando la entrada.
Este paseo va paralelo al rio, y pasa por delante de dos molinos abandonados pero que siguen en muy buen estado.
La parte final del trayecto está algo empinada, y una vez llegamos a la pista de nuevo, vamos a la derecha para seguir el camino. Este paseo es circular, son unos 4k que te llevarán una hora y media aproximadamente.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Día 2
Aprovechando que hoy vamos a Lugo, haremos una parada en Taramundi.
Pese a que el tiempo no acompaña, es un bonito pueblo aunque bastante turístico. Hay muchas tiendas de artesanía y recuerdos por las calles principales.
Si te dirijes hacía la oficina de turismo, en “las afueras”, verás que un cartel te indica algunas opciones de ruta. Nosotros hemos ido hasta Mazonovo, dónde hay un museo de los molinos (la entrada cuesta unos 4€ y no pueden entrar perros… así que lo hemos visto desde fuera).
Cruzando el puente, por la pista de la izquierda, nos dirigimos a ver un artesano forjador de cuchillos (nosotros hemos ido en coche por la lluvia, pero puedes ir a pie si tienes ganas de andar un rato). Allí nos ha “atendido” un pequeño perrete que estaba encantado con los mimos de los visitantes.

Por la zona hay también una preciosa cascada, ya indicada en el mapa de la oficina de turismo, que puedes ir a ver haciendo un paseo.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Volvemos a la carretera dirección Lugo, que queda a unos 60 km de Taramundi.
Como llegamos a la hora de comer, nos sentamos en una de las terracitas que hay por la zona de la catedral para comer un menú.

Por la tarde aprovechamos la pequeña tregua que nos da el mal tiempo, para visitar las calles y dar una vuelta por la muralla.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Día 3
Hoy será una mañana casera. Como el tiempo no acompaña, nos quedamos en la casa trabajando un rato.
Por la tarde decidimos salir a hacer el “Paseo dos namorados”. Puedes hacerlo saliendo de Burela, pero es bastamte más largo. En nuestro caso nos dirigimos a Cervo en coche, desde dónde hacemos una ruta circular pasando por la fábrica de figuritas de cerámica de Sargadelos. En el track verás que el tramo que hemos hecho de ida pasa por carretera, aunque no es una zona muy transitada, si quieres evitarla, te recomiendo que hagas de ida y de vuelta el camino por el rio (aunque no veas la fábrica con sus figuritas, es más bonito el paso por el rio).
Una vez llegues al Paseo de los Enamorados, verás las antiguas fábrica y casas de los trabajadores, medio derruidas. El paseo de los enamorados está indicado con postes verticales y, si eres un apasionado de las plantas como nosotros, puedes hacer un segundo paseo botánico por la parte superior, donde hay unos pequeños carteles que te indican los nombres de los árboles que vas pasando.

En la zona de la antigua fábrica, hay unas viejas caballerizas o establos rehabilitados, delante de los cuales hay una amplia zona de pícnic y, tras este edificio, hay una fuente con un pequeño prado donde hemos encontrado un par de perritos jugando a pelota con sus humanos.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Quieres ver cómo sigue nuestro viaje? Clica aquí

Galicia (Parte 2)

Ver Galicia (Parte 1)

Día 4
Hoy vamos a visitar unos familiares a la zona de Ferrol, así que aprovechamos para ir a Fraga de Eume, una bonita zona dónde dar un paseo.
En esta ruta hay un monasterio llamado “Mosteiro de San Xoán de Caaveiro”, y una cascada 3 km más allá. En nuestro caso, por ir justos de tiempo, hemos aparcado en el segundo párking (a partir del cual solo nos dejaban seguir a pie, bicicleta alquilada o autocar), y hemos comenzado el paseo por la pista forestal hasta encontrar un puente donde hemos cruzado al otro lado (hemos tenido que coger en brazos a los perros ya que les ha dado miedo eso de que el puente se moviera tanto).
Hemos seguido un tramo por el sendero que hay al otro lado del rio, hasta llegar a otro puente por el que hemos cruzado para volver al parking por la pista forestal. Este trayecto son unos 10km, con algún tramo que puede estar complicado en caso de que haya llovido (por el sendero el paso es sobre piedra, y el fango la hace resbaladiza). Si decides llegar a la cascada, pasando por el monasterio, cuenta que son unos 6-7km más.
Ten en cuenta que la corriente que baja por el rio es fuerte y hay bastante profundidad en algunos tramos, si tu perro quiere remojarse asegúrate que lo haga en la orilla y en una zona donde no cubra ni pueda ser arrastrado. Si no estás seguro, mejor mantenlo atado, ya verás que la mayoría de perros que te cruces van a ir también atados.
Hay varios puntos para hacer picnic por el camino y, aunque es una zona que puede llegar a tener bastantes senderistas de distintos niveles, la zona de pista pavimentada está más transitada que la de sendero del otro lado del rio.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por esta zona puedes visitar Ferrol, con varias terrazas para comer en la zona centro y dar una vuelta por la ciudad, dónde hay plazas y jardines por dónde dar un paseo.

Después de comer vamos a Covas, una preciosa zona dónde puedes dar tranquilos paseos. En nuestro caso hacemos una pequeña ruta de unos 4km, por un camino sencillo (ahora vamos con niños pequeños de nuestros familiares). Pese a que el bosque se quemó dos meses antes de nuestra visita, hemos visto la facilidad de recuperación de la flora de la zona, con brotes verdes y un creciente sotobosque. El camino de ida pasa por la parte más boscosa, y puedes alargar el camino mucho más de lo que nosotros hemos hecho (al ir con niños, y estar cansados de la ruta de la mañana, no hemos querido alargar mucho).
Para la vuelta vamos por la parte más cercana al mar, para apreciar el precioso contraste montaña-prado-océano.  Por aquí hay playas de arena blanca muy agradables si te gusta remojarte los pies.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Día 5
Hoy vamos a coger el coche para ir a Ribadeo por la mañana. Esta ciudad tiene un paseo bordeando el puerto desde donde vemos un puente que separa Galicia de Asturias (que queda justo a la otra orilla). Paseamos por las calles peatonales del centro y aprovechamos para tomar una Estrella Galicia en una terraza.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por la tarde vamos a Mondoñedo donde, normalmente, el primer fin de semana de agosto (aunque este año es el segundo) hacen una feria medieval en el centro de la población con paraditas ambientadas,  demostraciones de cetrería, forja, etc.
Este mercadillo no está tan masificado como Vic, pero hay calles en ciertos momentos del día que pueden tener bastante afluencia de gente y puede que, si tu perro se agobia en estas situaciones, tengas que programar las horas a las que ir a visitar el mercadillo.
Puedes aprovechar para cenar en uno de los puestos de comida, ya que hay bastante variedad tanto de dulce como de salado.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Día 6: Como nos espera un largo viaje de vuelta mañana, damos una vuelta por el bosquecito para ir hasta el Monte Castelo y un ratito a la playa A Marosa a remojarnos (ten en cuenta que el agua está bastante fría y ojo con las corrientes) , recuerda que a esta playa no te dejarán entrar con perros.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Viaje de vuelta: vamos a tener en cuenta las mismas consideraciones que para la ida, sobretodo en lo que concierne a facilitar un agradable viaje a nuestros amigos de cuatro patas.

Otras consideraciones:
Estos consejos son aplicables, no solo si vas con perros, sino también si vas con niños o, incluso, para ti mismo:
– Galicia tiene fuertes corrientes de agua, tanto en el mar como en las rias, si vas a dejar que tu perro se remoje en alguna, extrema precauciones para que no tengáis ningún susto.
– Por la zona hay mucha vaca, caballo, etc. lo que implica que has de controlar que no se acerque demasiado (una coz puede hacer mucho daño), y vigilar con los tábanos y otros insectos que puedan picar.

¡Esperamos que te haya gustado esta entrada al blog y te animes a visitar esta preciosa zona!

Saludo de Laika

_S497245

Riells del Montseny, Camino de Santa Fe

Esta preciosa ruta combina los gorgs, piscinas y cascaditas de la Riera de Riells con un paseo por montanya por el camino de Santa Fe, que te van a encantar.

Cómo llegar:
A través de la carretera GIV-5521, pasado Breda, llegamos a la población de Riells del Montseny. Nuestra ruta comienza en la Abaía de Sant Martí de Riells, frente a la cual hemos aparcado.mapa.jpg

Una vez allí:
Cogeremos el camino de Riells a Santa Fe. Se trata de una pista de tierra que sale justo frente Sant Martí de Riells.
El camino indica que vas dirección “GR-83, Canigó”, pero no vamos a seguir estas señales más que al principio de la ruta:
En la primera bifurcación sigue recto dirección el “Canigó”, pero cuando veas que las señales de esta GR-83 te indican a la derecha, tu sigue recto por la pista de tierra que venias.Pocos metros después de esta última bifurcación ya vas a encontrar la Riera de Riells, donde los perros se van a poder remojar desde el primer momento.
Has de cruzar un pequeño puente y partir de aquí vamos a ir paralelos a la riera.

 

Siguiendo esta riera vas a ver un pequeño puentecito de madera que cruza el rio, vamos a cruzarlo para seguir subiendo riera arriba por el otro lado. Por este camino verás unos castaños centenarios muy bonitos a lado y lado del caminito (según la época del año has de vigilar con las castañas que pueda haber en el suelo).

 

Por este camino vas a ir encontrando bonitos rincones con gorgs, y pequeñas cascadas. Llegará un punto en el que los árboles cierran bastante el camino hasta llegar a una zona con una “pared vertical” rocosa dónde parece que se acaba el camino.

 

A la altura de esta “pared vertical” el camino se complica así que daremos media vuelta hasta que volvamos al puente de madera dónde hemos cruzado el rio.

En esta zona hay un pequeño prado y salen dos caminitos. Puedes ir por uno y volver por el otro, indistintamente. Pero te vamos a explicar una de ellas:

Coge el camino de la izquierda. Verás que es un camino que asciende, pero sin demasiada inclinación (si coges el otro camino para la ida, la inclinación es menor, pero hay varios desvíos y no queremos que te confundas con cual has de coger).
Pasarás tras a una casita abandonada, e irás viendo la riera desde lo lejos. Sigue este camino hasta que te cruces con una pista llamada Camino de Riells a Santa Fe, que has de coger hacía la derecha. Si es época de lluvias, verás que este caminito se cruza por varios riachuelos, también pasarás de largo varios desvíos. Acabarás frente a la casita que antes hemos dejado atrás, y muy cerca verás también ya el pequeño prado que queda junto a la riera. Ahora solo has de deshacer camino hasta el parking.

 

Otros Datos de interés:
Dificultad: Baja. El desnivel acumulado es de unos 200 metros, pero se hacen a lo largo del trayecto, sin zonas empinadas. Tras días de lluvia puede que la zona de la riera tenga charcos en el camino y las rocas estén resbaladizas, pero aun así es asequible.
Durada: Unas 2h30m.
Ciclistas: no hemos visto ninguno, pero no descartamos que por las zonas de camino más amplio puedas cruzarte alguno en días festivos.
Agua: hay agua para remojarse durante casi todo el camino, pero no hay fuentes para beber.
Gente:
solo al final de la ruta nos hemos cruzado con algún vecino, el resto del camino no hemos encontrado a nadie. En época de setas y castañas hay mayor cantidad de senderistas por la zona.
Sombra: la mayor parte del camino hay sombra, pero a la vuelta hay algún tramo donde no hay tanta cobertura de árboles.
IMPORTANTE: recuerda coger repelente de mosquitos, y tener pipeta y collar repelente para tu amigo de cuatro patas al día, ya que esta ruta tiene bastante agua y vegetación, y según la época del año puede que haya bastantes mosquitos.

dibujos

¡Ven con nosotros de excursión
&
Descubre todas nuestras rutas!

Gorgs de la Riera de Talamanca

Situado dentro del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac, este pueblo con interés histórico, nos deslumbra con su atractivo medieval y sus bonitos caminos por el bosque. En esta ocasión hemos visitado algunas zonas del pueblo y su riera con una ruta circular.
Si quieres quedarte a comer por el pueblo, te recomendamos el Restaurante Les Voltes de Talamanca, donde los perros buenos son bienvenidos (llama para avisar y reservar antes de ir: 938 27 69 32).

Cómo llegar:
Nuestro destino es el parking del pueblo, ya que no podemos aparcar en el casco urbano.Tienes distintos caminos para llegar, uno es por Manresa y el otro por la BV-1221 pasando Mura (es el que nosotros solemos hacer).

mapa

Una vez allí: Nuestra ruta empieza en este parking de tierra, donde aún no vamos a soltar a los perros (estamos cerca de la carretera). Cruzamos hacia la Plaza del Raval, donde hay unas indicaciones que nos señalan el camino hacia el castillo y el memorial. Nosotros hemos dejado la visita al pueblo para el final, pero puedes ir a verlos antes de comenzar.
Dirígete a Carrer de la Font, por la calle del Raval, desde donde bajan unas escaleras que te llevan al Camí Ral, en este punto puedes soltar ya a los perros sin problemas (este inicio de camino es distinto en el track de ruta que te enlazamos, puedes hacer el que prefieras, pero en el que te describo pasas menos por el pueblo y puedes soltar antes a los perros). 


Vamos a seguir el camino (hay un desvío que te lleva a un parque infantil, ya verás que por allí no es), y seguiremos las indicaciones que nos llevan a Mas del Molí del Menut en las siguientes bifurcaciones. (Puedes alargar el camino dirigiéndote a la Sinia del Camí Ral y luego bajar hacia Mas del Molí del Menut, este trayecto es unos 50 minutos más largo que el nuestro). 


Una vez llegamos al Molí del Menut, hemos de tomar el camino de la derecha, donde los gorgs quedan muy cerca, y desde aquí puedes ver el castillo de Talamanca de lejos. Según la época del año puede haber más o menos agua, hay puntos donde los gorgs son bastante profundos y conservan agua todo el año.Un poco más adelante encontrarás un pequeño embalse. 


Volvemos al camino para ir dirección a la Bauma de Gobians y el Salt de Gobiana. Nos acercamos a un tramo del camino que tiene un barranco a un lateral. Ir con cuidado con los perros en esta zona, que no vayan muy locos para que no resbalen, si lo prefieres átalo, no se trata de un tramo muy largo, pero mejor prevenir. Seguimos dirección Sinia de Can Valls pasando paralelos a este barranco. 

Al llegar a la Sinia de Can Valls, donde verás algún huertecito, vamos a seguir las indicaciones de Fornot de Talamanca, para hacerlo has de cruzar una pequeña valla y cruzar la riera.
Ahora sigue las indicaciones para ir dirección Talamanca (o Talamanca-Navarcles que indica más adelante). Este tramo es un poco empinado pero asequible.

 


Antes de llegar al pueblo, pasarás por la Font del Castell de Talamanca y el Acer negundo (una especie de árbol americano centenario, declarado Bien Cultural de interés local).
Llegamos al pueblo por la misma zona donde hemos salido, si aún no has ido a ver el castillo, queda entre el Carrer de l’Era y la carretera, donde también hay un parking.

 

Otros Datos de interés:
Dificultad: baja, la parte final de la ruta tiene un poco de desnivel, pero es asequible.
Hay un tramo del camino que pasas muy cerca de un barranco, asique ves con cuidado si tu perro tiende a “hacer locuras”, no queremos que resbale y se haga daño.
Durada: unas 2h.
Ciclistas: no hemos encontrado, pero no descarto que en festivos puedas ver alguno en algún tramo del camino (hay puntos donde no pueden circular)
Agua: no hay fuentes, coge agua para beber. En la zona de la riera se pueden remojar los perros, aunque no en todas las épocas del año tiene cabal.
Gente: los festivos y fines de semana hay algo más de turismo, entre semana no hay nadie. A veces pueden pasar caballos por algunos tramos del recorrido.
Sombra: en varias zonas el camino es ancho y no dispone de mucha sombra, en verano ves prevenido.

_dsf0891_dsf0901_dsf0935


Todas las fotos de nuestras rutas en nuestro Facebook

¡Descubre todas nuestras rutas!